Saltar al contenido

Final de Last Seen Alive

Final de la película Last Seen Alive
Final de la película Last Seen Alive

Last Seen Alive (2022 )

95 min - Acción, Suspense

Después de que la esposa de Will Spann desaparece repentinamente en una gasolinera, su búsqueda desesperada por encontrarla lo lleva por un camino oscuro que lo obliga a huir de las autoridades y tomar la ley en sus propias manos.


Director:   Brian Goodman

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Last Seen Alive

Final de Last Seen Alive explicado

La película de acción y suspense “Last Seen Alive” es un buen entretenimiento de acción ligera sin necesidad de profundizar mucho en su contenido. Siguiendo la historia de Will Spann, que intenta desesperadamente salvar su matrimonio y a su mujer después de que ésta desaparezca de repente un día, la trama o la narrativa de la película no es nada demasiado inusual. Sin embargo, no resulta demasiado monótona y proporciona una experiencia razonable sin ser nada destacable.

Trama de Last Seen Alive

Will y su esposa Lisa son vistos dando un largo paseo en coche, pero algo parece estar mal entre la pareja desde el principio, ya que Will intenta convencer a su esposa de algo. Pronto se revela que el matrimonio de Will y Lisa está al borde del fracaso, y Lisa quiere tomarse un descanso de la relación y pasar unos días en casa de sus padres para buscar una nueva perspectiva de la vida. Aunque el propio Will admite su ausencia, ya sea física o mental, durante gran parte de su vida matrimonial, aún no se ha desenamorado y quiere dar una oportunidad más a su romance. Pero las cosas se han vuelto aún más difíciles desde que Lisa tuvo una aventura con otro hombre hace unos seis meses, y es quizás esta experiencia la que le ha hecho comprender lo infeliz y atascada que está en su matrimonio con Will. Mientras se suceden todas estas conversaciones e intercambios de pensamientos entre la pareja, necesitan hacer pronto una parada para repostar, y Lisa se dirige a la tienda de la gasolinera. Dentro, visita el baño y compra una botella de agua. También se la ve recibiendo correos electrónicos del hombre con el que tuvo una aventura, y está claro que lo ha estado ignorando durante un tiempo. Sin embargo, cuando Lisa sale de la tienda, se ve que alguien se le acerca; un camión pasa por delante de ellos, ocultando a Lisa de la vista, y cuando se aleja, la mujer no aparece por ningún lado. Al cabo de un rato, Will se inquieta, intenta buscar a su mujer por todas partes e incluso la llama al móvil, pero no hay respuesta. Busca en la tienda y en el lavabo, y también pregunta al hombre que trabaja en el mostrador, pero sin resultado. Extrañamente, y para aumentar el misterio, el dependiente niega haber visto a nadie que coincida con la descripción de Lisa que hace Will, a pesar de haber mantenido una conversación con ella y de haberle dejado una buena propina. Todo esto lo desconoce el marido, que ahora llama preocupado a la policía y les informa de la desaparición de su mujer, que parece haberse desvanecido repentinamente en el aire.

¿Quién secuestró a Lisa? ¿Cómo los localizó Will?

Cuando la policía inicia la investigación del caso, el detective Paterson llega al lugar de los hechos y toma toda la información necesaria de Will. Mientras tanto, Will había conducido hasta la casa de los padres de Lisa, que se encuentra a pocos kilómetros de la gasolinera, para comprobar si ella ya había llegado allí por algún motivo. Los padres, que no parecen aprobar a su yerno, se preocupan al instante al ver que Lisa no ha llegado, e incluso sospechan un poco de Will. También la policía tiene sospechas iniciales sobre el marido, ya que la pareja no estaba en su fase más feliz y estaba a punto de separarse por la implicación de Lisa en una aventura extramatrimonial. Esto dio a Will el motivo perfecto para intentar desaparecer a su esposa, probablemente incluso matarla, pero Paterson deja a Will libre por el momento. Paterson parece conocer muy bien al tendero de la gasolinera, al ser vecinos de la misma pequeña ciudad, y se dirige a él por su nombre, Oscar, pidiéndole que le muestre la grabación de la cámara de seguridad. Oscar menciona que las cámaras están fuera de servicio, pero después de que el detective se va, Will ve una cámara con las luces parpadeando, lo que significa que todavía estaba funcionando. Will entra enfadado de nuevo y amenaza a Oscar, antes de golpearlo finalmente y llevarse el disco duro con las imágenes a la comisaría. Al ver la grabación, descubren a Lisa hablando con un hombre justo fuera de la tienda, antes de desaparecer cuando el camión la pierde de vista momentáneamente. Al mostrar el vídeo a los padres de Lisa, Will se entera de que el hombre que se ve hablando con ella es en realidad su propio manitas, llamado Knuckles. Además, le explican que Knuckles solía ser compañero de Lisa en la escuela, pero que el chico creció sin ninguna carrera o trabajo estable, por lo que ahora hace recados y trabajos esporádicos para la gente del pueblo, incluidos ellos mismos. La madre también identifica entonces el coche que se ve en el vídeo y recuerda que hace unos días había visto exactamente el mismo coche en un garaje cercano. Will no tarda en llegar a la ubicación de este garaje, sin informar de nada de esto a la policía, y se cuela en la desolada propiedad con una pequeña casa rudimentaria en ella. Ve a Knuckles luchando por meter algo dentro de una bolsa, y casi parece que está manoseando a un ser humano. Will irrumpe también en la casa, pero descubre que Knuckles sólo está haciendo las maletas a toda prisa. Se produce una pelea a puñetazos, y Knuckles también intenta sacar su pistola contra el marido, pero es tomado como rehén después de que Will le supere. Knuckles explica ahora que había llevado a Lisa a un hombre llamado Frank, pero que no quería dejarla sola allí, ya que Frank es aparentemente muy peligroso. Sin embargo, Will no pierde más tiempo escuchando, ya que ata las manos y las piernas de Knuckles y lo mete en su coche, ordenándole que le guíe hasta Frank.

Cuando Will se apresura a conducir su coche hacia el lugar, se salta el límite de velocidad y es inmediatamente perseguido por un coche de policía. Sin querer complicar la situación, se detiene y coopera en el control rutinario. El policía, sin embargo, sospecha que algo va mal y le pide a Will que salga del coche en lugar de entregarle simplemente una multa por exceso de velocidad. Cuando el agente se dispone a abrir el maletero del coche, en cuyo interior está escondido Knuckles con la respiración contenida, Will sale corriendo y se adentra en el bosque cercano. Una vez que ya no le persiguen, Will se pone en marcha para encontrar la casa de Frank a pie, y se acerca a ella en una hora aproximadamente. Al llegar al lugar, se da cuenta de que es como un campamento de drogadictos donde también se fabrican lotes de metanfetamina y otras drogas químicas. Localiza a Frank, identificando al hombre cuando otros gritan su nombre, y le sigue sigilosamente para interrogarle. Mientras tanto, también se ve a Oscar acudiendo al campamento, y parece que el hombre es un visitante habitual del lugar. Finalmente, Will consigue acercarse a Frank dentro de un granero transformado en un laboratorio de metanfetamina; ahora sale de su escondite y se enfrenta a Frank y a sus hombres, produciéndose rápidamente un tiroteo. El marido vengativo mata a los matones, y trata de acorralar a Frank para averiguar sobre Lisa, pero en el proceso, mata al hombre de un disparo. Will se siente destrozado, ya que la última posibilidad de llegar a su mujer se ha perdido, y mientras sale decepcionado del edificio, no repara en un pequeño incendio que se ha iniciado a causa del tiroteo y de todos los líquidos peligrosamente inflamables. Empieza a desmoronarse poco a poco, con los recuerdos de Lisa que ahora le persiguen, pero de repente Oscar sale del granero, apuntando a Will con una pistola. El comerciante afirma ahora conocer la ubicación de Lisa, y exige veinte mil dólares a cambio de su conocimiento. Will no lo toma en serio al principio, pero esto cambia rápidamente cuando Oscar saca el teléfono de Lisa, mostrando claramente que él también está involucrado. Will acepta pagar el dinero, pero cuando Oscar está a punto de decir algo, todo el granero explota, matándolo instantáneamente.

Durante todo este tiempo, el detective Paterson había llegado al lugar de la autopista donde se había detenido el coche de Will, y en cuyo interior se encontraba Knuckles. El policía interroga ahora a Knuckles y utiliza toda la fuerza necesaria para sacarle información. Finalmente, Knuckles se derrumba y revela exactamente lo que había sucedido: como el hombre no tenía ninguna profesión considerable, sino una costosa adicción a las drogas que atender, siempre estaba necesitado de dinero en efectivo. Mientras trabajaba en casa de los padres de Lisa, se había enterado de que la mujer iba a volver a la ciudad en unos días, y había elaborado un plan de secuestro y lo había compartido también con Frank. Sabían que Lisa estaba casada con un rico empresario inmobiliario, Will, y también sabían que el marido pagaría una gran cantidad de dinero para salvar a su mujer. A pesar de que Frank no aprobaba realmente el plan, Knuckles había decidido llevarlo a cabo cuando vio a su amigo de la infancia en la gasolinera aquella mañana. Haciendo ver que le entregaba unos papeles para que se los diera a su padre, Knuckles había conseguido acercar a Lisa a su coche y luego la secuestró. Luego llevó a Lisa al campamento de drogas de Frank, pero el hombre estaba furioso, ya que suponía que Knuckles habría dejado definitivamente sus huellas en la gasolinera. Diciendo que era demasiado arriesgado quedarse con Lisa o incluso devolverla, Frank había ordenado a Knuckles que cavara una fosa en la que Lisa sería enterrada después de ser asesinada. Knuckles se había asustado demasiado de toda la situación y había huido al bosque mientras cavaba la fosa. Luego había regresado a su propia casa y estaba haciendo las maletas para abandonar la ciudad cuando Will llegó y le atacó allí. En su lacrimógena confesión a Paterson, Knuckles no deja de mencionar que ahora Lisa está muerta con toda seguridad, pues Frank es un hombre demasiado peligroso para mantenerla con vida.

Final de Last Seen Alive

El detective Paterson llega al campamento de la droga, al que ya han llegado otras fuerzas de emergencia de la policía y los bomberos tras la terrible explosión. Encuentra a un descorazonado Will sentado en un rincón y le pide al marido que se quede allí sin darle todavía la noticia de la muerte de Lisa. Cuando el detective empieza a buscar en la propiedad y encuentra una gran fosa excavada detrás de una casa, a Will le parece oír un cierto ruido de golpes o de choques cerca. Paterson retira los tablones utilizados para ocultar la fosa y la encuentra vacía. Casi en ese mismo momento, Will encuentra un pequeño retrete del que proceden los golpes. Con una repentina esperanza, abre el pestillo de la puerta y entra para encontrar a Lisa dentro, viva pero con las manos y las piernas atadas y la boca tapada con cinta adhesiva. Will lleva heroicamente a su mujer al exterior, mientras ella le ruega que la salve y se la lleve. Parece ser que, aunque Knuckles había informado de la muerte segura de Lisa, era una predicción del hombre basada en cómo es Frank, y el narcotraficante, al parecer, se había metido demasiado en sus asuntos por el momento antes de matar a la mujer. O también es posible que él también hubiera decidido finalmente mantener a Lisa con vida por si podía ganar algo de dinero como rescate y además no tener que compartirlo con Knuckles.

Una vez que Lisa es revisada y llevada a su casa, Paterson llega y se reúne con Will en la entrada, diciendo que Knuckles ha firmado la confesión, admitiendo todos los cargos de secuestro. El detective nos informa de que, aunque la versión de Knuckles es el único relato válido de lo sucedido tras el secuestro, ya que todos los demás están muertos y Lisa no lo sabría, parece ser, menciona Paterson, que Oscar había visto todo el incidente en la grabación de la cámara de seguridad y había decidido repartirse una parte del rescate. De camino al campamento de Frank, debió recoger el teléfono de Lisa de la gasolinera, que se le había caído cuando fue secuestrada. Paterson también revela que no todos los cuerpos del granero habían muerto a causa de la explosión, lo que sugiere que sabía que Will los había matado, pero al policía no le importa dejarlo pasar. Finalmente, mientras empieza a llover fuera, Lisa sale y le pide a Will que se reúna con ella y su familia dentro, lo que sugiere un reencuentro muy cariñoso entre los dos. Al fin y al cabo, “Last Seen Alive” tiene el potencial de parecer un complot ampliamente enrevesado para salvar un matrimonio que fracasa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Valoración: 5)