Final de Los hambrientos

Un virus ha dejado desolado un pueblo de Quebec, en el que solo un pequeño grupo de personas han sobrevivido a la epidemia. A pesar de todo, su vida está en peligro constante, pues los zombies los acechan en la oscuridad, hambrientos y esperando el momento oportuno para acabar con ellos. Por eso, cuando la falta de recursos y la expansión de depredadores obligue a estas personas a desplazarse, su lucha por la supervivencia se complicará.

Dónde ver la película Los hambrientos online
Poster for the movie "Los hambrientos"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Los hambrientos

Final de Los hambrientos explicado

Tras un brote zombi, las regiones rurales de Quebec están diezmadas y quedan pocos supervivientes. Bonin y su amigo Vézina patrullan con escopetas, disparando a los infectados mientras se divierten mutuamente con chistes de médicos. Mientras están fuera, Vézina es arrastrado al bosque, rodeado y atacado. Otra superviviente, la esposa y madre Céline, conduce, sola, y mata a los infectados cuando los encuentra con un machete. Céline entra en la propiedad de dos ancianas armadas, Therese y Pauline, que le dicen a Céline que se desnude para ver si ha sido mordida. Al ver que Céline está limpia, la acogen.

Bonin conoce a Tania, una joven con una marca de mordedura, que jura que la mordió un perro y no un infectado. Aunque al principio Tania está atada por razones de seguridad, Bonin la desata y la aleja mientras los infectados se acercan. Recogen a una niña, Zoé. Bonin también ve a los infectados en un campo y los espía. Observa que están reunidos alrededor de una pila de objetos encontrados que han reunido, en un misterioso ritual.

Bonin, Tania y Zoé se dirigen a la casa de Therese y Pauline, ya que Bonin las conoce. Juntos, el grupo se da cuenta de que la casa está en el camino de la invasión de los infectados. Mientras los infectados entran en tropel, el grupo huye. Se encuentran con otros dos supervivientes, el anciano ex agente de seguros Réal y el joven Ti-Cul, que va armado con un rifle. El grupo se une y encuentra una cabaña. En su interior, encuentran una nota de un superviviente anónimo en la que se advierte a quien la lea que no se acerque a la ciudad y se indica que el autor está buscando supervivientes en la ruta 113 de Quebec. Pauline es mordida y disparada por Therese. Réal, que ha sido mordido antes, se vuelve, muerde a Ti-Cul y es despachado por Céline, que también mata a Ti-Cul antes de que pueda volverse.

El avance de los infectados arrolla a los supervivientes restantes. Therese se queda atrás para que Bonin pueda escapar con Zoé y es asesinada. Rodeada, Céline comienza a machacar a los muertos vivientes que se acercan. Bonin entrega a Zoé a Tania y aleja a los infectados, mientras Tania esconde a Zoé en un túnel y le dice que Zoé es la más fuerte. Tania desaparece mientras los infectados siguen pululando. Cuando Zoé emerge, encuentra a Bonin apuntando su escopeta a su propia cabeza. Bonin le dice que vaya a buscar a Tania, y Zoé parte sola hacia la Ruta 113, pasando por otra estructura hecha por los infectados. En la carretera, la recoge un superviviente en un coche de carreras (que se ve en el inicio de la película) después de advertirle que no continúe por la carretera.

En una escena posterior a los créditos, los recién zombificados Bonin y Tania se sitúan frente a una torre de sillas apiladas sobre la que se encuentra un loro.

También te puede interesar: