Final de Los violentos de Kelly

Poco después del desembarco aliado en Normandia, Kelly captura a un comando alemán que conduce a su cuartel general, en las cercanías de Nancy. Emborrachando a los alemanes, consigue saber que uno de ellos es el encargado de llevar a su país un cargamento de oro que se encuentra guardado en el Banco de Claremont.

Dónde ver la película Los violentos de Kelly online
Poster for the movie "Los violentos de Kelly"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Los violentos de Kelly

Final de Los violentos de Kelly explicado

Durante una tormenta eléctrica a principios de septiembre de 1944, las unidades de la 35ª División de Infantería se acercan a la ciudad francesa de Nancy. Uno de los pelotones de reconocimiento mecanizado de la división recibe la orden de mantener su posición cuando los alemanes contraatacan. El pelotón, superado en número, también es alcanzado por el fuego amigo de sus propios morteros.

El soldado Kelly, un antiguo teniente convertido en chivo expiatorio por un asalto de infantería fallido, captura al coronel Dankhopf de la Inteligencia de la Wehrmacht. Al interrogar a su prisionero, Kelly se da cuenta de que el maletín del oficial tiene varios lingotes de oro disimulados bajo un revestimiento de plomo. Por curiosidad, emborracha al coronel y se entera de que hay un alijo de 14.000 lingotes de oro, con un valor de 16 millones de dólares (240 millones de dólares de hoy), almacenados en la cámara acorazada de un banco a 30 millas (50 km) detrás de las líneas enemigas, en la ciudad de Clermont. Cuando su posición es invadida y los estadounidenses se retiran, un tanque Tiger I mata a Dankhopf.

Kelly decide ir a por el oro. Recluta al sargento de suministros “Crapgame” para conseguir los suministros y las armas que se necesitarán. Un comandante del pelotón de tanques conocido como “Oddball” se entera, y él y sus tres tanques M4 Sherman se unen a la travesura. Con su oficial al mando, el capitán Maitland, preocupado por visitar a su tío “El General”, todos los hombres del pelotón de Kelly están ansiosos por unirse a él. Después de muchas discusiones, Kelly finalmente convence al cínico sargento mayor “Big Joe” para que lo acompañe.

Kelly decide que sus soldados de infantería y los tanques de Oddball avancen por separado y se reúnan cerca de Clermont. Los Sherman se abren paso a través de las líneas alemanas, destruyendo un depósito ferroviario en el proceso, pero el puente que necesitan cruzar es volado por los cazabombarderos aliados. Oddball se pone en contacto con una unidad de ingenieros para que le construyan un puente, y los ingenieros, a su vez, traen aún más hombres de apoyo.

Después de perder sus jeeps y semirremolques por el fuego amigo de un avión americano que los confunde con el enemigo, Kelly y los demás siguen a pie y, sin saberlo, entran en un campo de minas. El soldado Grace vuela por los aires al pisar una mina, y el soldado Mitchell y el cabo Job mueren cuando los hombres se ven obligados a enfrentarse a una patrulla alemana mientras los dos están atrapados en el campo de minas.

Dos noches después, Oddball se une a Kelly y trae consigo las tropas adicionales. Se abren paso a través del río hasta Clermont. Para entonces, los mensajes de radio interceptados atraen la atención del general de división Colt, que los interpreta erróneamente como esfuerzos de patrullas agresivas que avanzan por iniciativa propia. Inmediatamente se apresura a ir al frente para explotar el “avance”.

Clermont está defendida por tres tanques Tiger de la 1ª División Panzer de las SS con apoyo de la infantería. Los estadounidenses consiguen eliminar a la infantería alemana y a dos de los Tigres, pero el último tanque se estaciona justo delante del banco y el último Sherman de Oddball se avería, dejándolos estancados. A sugerencia de Crapgame, Kelly, Big Joe y Oddball se acercan al Tigre y ofrecen al comandante y su tripulación una parte del botín.

Después de que el Tigre abre las puertas del banco, los alemanes y los americanos se reparten el botín, cada uno con 875.000 dólares (más de 13,3 millones de dólares de hoy en día), y se van por caminos distintos, apenas por delante del todavía olvidadizo general Colt, al que los alegres residentes franceses impiden entrar en Clermont, engañados por Big Joe haciéndole creer que Colt es Charles de Gaulle.

También te puede interesar: