Saltar al contenido

Final de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

Poster for the movie "Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres"
Poster for the movie "Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres"

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2011 )

158 min - Suspense, Crimen, Misterio, Drama

Esperando poder distanciarse de la acusación de difamación que pesa sobre él, el periodista Mikael Blomkvist se traslada a una isla remota en el norte de Suecia donde la muerte aún no resuelta de una joven atormenta a su tío cuarenta años después. Alojado en una cabaña de la isla donde el asesino puede estar aún rondando, la investigación de Blomkvist le lleva a dibujar los secretos y mentiras de esta poderosa y rica familia junto a una rara aliada, la tatuada y hacker punki, Lisbeth Salander...


Director:   David Fincher

Atención
A continuación se revela como acaba Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

Final de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres explicado

Dirigida por David Fincher, ‘The Girl With the Dragon Tattoo’ es un tenso thriller de crímenes psicológicos basado en la novela homónima del autor sueco Stieg Larsson. Está ambientada en el paisaje invernal de Estocolmo y muestra la degradación moral y los actos criminales de los industriales ricos y corruptos de la ciudad. La novela se convirtió en un éxito de ventas internacional y las películas que engendró colocaron a este cine negro nórdico firmemente en el ámbito de las audiencias de todo el mundo. Llena de emoción y de violencia descarada y brutal, ‘La chica del dragón’ es una absorbente pieza de cine protagonizada por la estrella de James Bond, Daniel Craig, y una interpretación sin tapujos de Rooney Mara. La trama integra muchos personajes en sí misma, así que decidimos descubrir los pequeños matices de la película.

Trama de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

Mikael Blomkvist es un periodista de investigación y editor de la revista Millenium. Publica algunos reportajes sobre Hans-Erik Wennerström, un rico hombre de negocios, que no le van bien. Blomkvist termina recibiendo una demanda por difamación, acusándolo de difamación. El caso marca su caída en desgracia, lo que a su vez tensa su relación con su socia y amante, Erika Berger. Por otro lado, se nos presenta a Lisbeth Salander, una hacker informática que tiene sus propias idiosincrasias y está dominada por un personaje punk.

Es contratada por Dirch Frode, un abogado de Henrik Vanger (que es un industrial rico y poderoso), para hacer una investigación de antecedentes sobre Blomkvist. Mikael recibe una llamada de Frode, quien le prepara una reunión con él y Henrik Vanger. Vanger le pide a Blomkvist que investigue la desaparición de su sobrina Harriet Vanger: un caso que ocurrió hace 40 años. Vanger sospecha que alguien de su propia familia es responsable de la desaparición y cree que Harriet ha sido asesinada. En su intento de encontrar un cierre, Henrik Vanger ofrece a Blomkvist una buena remuneración e información adecuada que ayudaría a Mikael a vengarse de Wennerström.

Salander tiene sus propios problemas personales cuando su tutor designado por el estado sufre un derrame cerebral que lo deja en estado vegetativo. Las autoridades estatales suecas examinan sus credenciales sociales para asignarle un nuevo tutor: un hecho que no va bien con Lisbeth. Lisbeth se encuentra con Nils Bjurman, quien controla sus finanzas en lugar de una coacción sexual inapropiada. La coacción se convierte en una sodomía violenta cuando Lisbeth llega a su casa para pedirle su asignación. Ella filma el acto a través de una cámara oculta y se venga de él de manera brutal.

En su investigación del caso de los 40 años, Blomkvist se ve atrapado en un laberinto de personajes y pistas, mientras que el final parece vago y difícil de penetrar. Le pide a Frode un asistente de investigación y termina contratando a Lisbeth Salander. Los dos tienen una presentación incómoda pero luego se unen para descubrir los oscuros secretos de la familia Vanger. Su relación profesional da un giro íntimo cuando las cosas se ponen románticas entre ellos. Vadeando la compleja red de pruebas e informes de investigación, ambos se las arreglan para resolver el caso, pero su relación personal termina con una nota amarga.

¿Mikael Blomkvist se venga de Wennerström?

Al final, Blomkvist y Salander logran encontrar al sádico asesino de la familia Vanger después de investigar viejas fotografías, la exposición periodística de los miembros de la familia Vagner y los archivos de Industrias Vagner. Henrik recibe esta noticia y proporciona la información prometida sobre Wennerström a Blomkvist. La información cumple 30 años, con poco o ningún mérito en cuanto a su valor legal. Blomkvist está furioso por esto y habla de ello con Lisbeth Salander. Salander divulga el hecho de que ella había hackeado los detalles de la cuenta de Wennerström durante sus investigaciones iniciales, que están vinculadas a la mafia internacional, al lavado de dinero y al contrabando de armas.

Blomkvist publica un informe basado en esta información y logra reavivar su antigua rivalidad. Reconoce que el informe no es suficiente para poner a un poderoso hombre de negocios como Wennerström en la cárcel. Salander toma los detalles de la cuenta, visita Zúrich bajo un disfraz y transfiere todo el dinero a cuentas sólo accesibles para ella. Wennerstrom termina muerto, probablemente por su incapacidad para pagar a la mafia, que no habría tolerado su no obediencia.

¿Lisbeth y Mikael terminan juntos?

Este acto de simpatía de Lisbeth, que se pone en peligro para ayudar a Blomkvist, muestra que le gusta y quiere ayudar de verdad. La brutal violencia que tiene que enfrentar es un símbolo de las atrocidades patrocinadas por el Estado que se cometen contra las mujeres en una sociedad patriarcal. El carácter de Lisbeth es una rareza a la vista de la sociedad. Su estética punk crea imágenes que generalmente son etiquetadas como no conformes con los dictados del Estado. Es una ironía hábilmente colocada ya que Lisbeth es una pupila del Estado – una relación inconsciente y coercitiva que plantea demasiadas preguntas sobre el papel de la mujer en un estado de bienestar capitalista.

Cuando es tratada con calidez por Blomkvist, no puede ocultar su deseo de corresponder y por lo tanto termina teniendo una relación sexual con un hombre mucho mayor. Ella va a comprar una chaqueta para Mikael, donde el dueño le pregunta si es su padre. Este sutil elemento refleja el enfoque de la sociedad en el que las relaciones son escudriñadas y desaprobadas si se apartan de sus dogmas establecidos. Sin embargo, Lisbeth es incapaz de regalársela a Mikael ya que lo ve con Erika Berger y termina embotellando sus sentimientos y alejándose en su motocicleta. Por lo tanto, no parece que los dos protagonistas se reúnan después de todo.

¿Mataron a Harriet Vanger? ¿Qué le pasó?

La película comienza con la búsqueda de la verdad sobre Harriet Vanger, que desapareció hace 40 años. Fincher usa elementos de archivo en su narrativa para establecer un flujo de naturaleza altamente investigativa. La principal evidencia de Blomkvist son las fotografías de un desfile callejero donde Harriet estuvo presente antes de su desaparición. Identifica al culpable a través de un riguroso análisis de las imágenes de archivo y una investigación detallada del diario de Harriet, que tiene nombres con números escritos en él. Los nombres resultan ser víctimas de una violencia espantosa influenciada por los versos bíblicos.

Los versos representan las declaraciones de Dios que están envueltas en la ira y el salvajismo. La hija de Blomkvist le señala los versos, lo que da una nueva perspectiva a la interrelación de las pruebas. Es interesante observar cómo Fincher pasa de la violencia infligida a Lisbeth a los enunciados bíblicos, estableciendo así un vínculo entre el Estado y las instituciones religiosas que han dominado la historia social de Europa. En esencia, el thriller nórdico no se trata sólo de las fechorías de la sociedad. También establece el papel de la religión, cuyo uso subversivo conduce al ascenso del fascismo. La familia Vanger tiene nazis y simpatizantes nazis entre sus filas – una cuidadosa afirmación puesta por Larsson para simbolizar el estado degradante de la sociedad sueca.

Lisbeth y Mikael descubren que Martin y su padre, Gottfried, eran asesinos y violadores en serie. La confrontación de Martin y Mikael termina en un violento desenlace donde Lisbeth logra salvar a Blomkvist de un daño mortal. Se revela que Gottfried, el padre de Harriet, había abusado sexualmente de ella cuando era niño, quien a su vez lo mató en un intento desesperado por escapar de la tortura. Martin hereda los atributos violentos de su padre y tortura y mata a varias mujeres, pero niega haber matado a Harriet.

Esto significa que la violencia está patológicamente arraigada en la estructura patriarcal. No hay forma de detenerla; uno sólo puede ser un escape de ella. Resulta que Harriet vio a Martin en el desfile y decidió escapar de las garras de la violencia filial. Su prima, Anita, la ayudó a escapar a Londres, donde comenzó a vivir bajo la apariencia de la propia Anita. Mikael identifica a Harriet y conoce todos los detalles cuando la visita en Londres. Henrik y Harriet se reencuentran pero a un gran costo.

La escena en la que Henrik rompe en lágrimas significa el tan esperado cierre que había estado anhelando. El afecto de Harriet por su tío no se desvanece ya que siempre envía sus pinturas de plantas en su cumpleaños. Es una marca en el comienzo de la película que nos dice que la desaparición de Harriet es un fenómeno transitorio que es esencial para impulsar la narración. El tenso thriller logra condensar muchos personajes y nos proporciona deliciosas emociones, emparejadas con vívidos comentarios sociopolíticos.