Saltar al contenido

Final de Mystery, Alaska

Final de la película Mystery, Alaska
Final de la película Mystery, Alaska

Mystery, Alaska (1999 )

119 min - Drama, Comedia

Mystery es un pequeño y aislado pueblo de Alaska cuyo mayor acontecimiento son los campeonatos locales de hockey sobre hielo, deporte por el que toda la población siente auténtica pasión. Un periodista local sugiere que el equipo de aficionados de la localidad se enfrente a los legendarios New York Rangers y todos los habitantes se preparan para el gran desafío.


Director:   Jay Roach

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Mystery, Alaska

Final de Mystery, Alaska explicado

El sheriff John Biebe es uno de los habitantes del pueblo de Mystery, Alaska, que participa en “el juego de los sábados”, un partido de hockey semanal que se juega en un estanque abierto. Todo el pueblo, loco por el hockey, acude cada semana a verlo. Donna, la esposa de John, llega con la última edición de Sports Illustrated, en la que aparece un artículo sobre el pueblo y el Saturday Game. Mientras describe los puntos fuertes de los miembros del equipo, se refiere a John como “lento de pies”; pero concluye con la afirmación de que en la capacidad de patinar, el equipo de Mystery rivaliza con cualquier equipo de la Liga Nacional de Hockey (NHL).

El juez Burns y su hijo Birdie se enzarzan en una discusión sobre el juego, en la que el juez dice que Birdie no juega bien porque no pasa. Durante la semana siguiente, John es llamado a la oficina del alcalde para que le comunique que ha sido descartado para el partido del sábado, en favor de Stevie Weeks.

John felicita a Stevie en la cafetería, pero le llaman porque Connor Banks, el mejor jugador del equipo, acaba de disparar a alguien. El ayudante explica que Connor y un representante que revisa la ciudad para Price World (una cadena de negocios que representa una amenaza para los negocios locales) se enzarzaron en una discusión. Connor disparó para asustarlo, pero la bala rebotó y alcanzó al representante en el pie. Charles “Charlie” Danner, el autor del artículo de Sports Illustrated, llega al ayuntamiento en un helicóptero. Explica que, como resultado de su artículo, la NHL sugirió que los New York Rangers fueran llevados a Mystery para jugar contra el equipo del pueblo en un partido de exhibición televisado.

En la reunión del pueblo, el alcalde vuelve a presentar a Charlie, que parece haber sido impopular mientras crecía en Mystery. Charlie tuvo una vez una relación romántica con Donna. Inicialmente los sentimientos sobre el partido son contradictorios, pero luego Birdie indica sus ganas de jugar y el partido recibe un entusiasta apoyo. Más tarde, cuando John es abordado por el alcalde, supone que será invitado de nuevo al equipo. Sin embargo, el alcalde sólo quiere que John sea entrenador: El juez Burns se ha negado a hacerlo. John dice que no sabe entrenar.

La comparecencia de Connor Banks ante el juez Burns y su abogado Bailey Pruit acepta una fecha de juicio para la semana siguiente. Connor no quiere un juicio tan pronto porque si pierde, se perdería el próximo partido. Bailey le dice que no se preocupe porque ningún jurado encerrará al jugador estrella de la ciudad. En el juicio de Connor, Bailey pregunta a la víctima, el Sr. Walsh, qué piensa de Mystery, y le pide que confirme las transcripciones literales de sus desprecios al pueblo. El jurado emite un veredicto de “no culpable”. En medio de mucho júbilo, el juez Burns se dirige airadamente a los reunidos, diciéndoles que han exaltado el juego de hockey por encima de lo que es correcto, deshonrándose a sí mismos y a su sala. Birdie se enfrenta a él en su despacho, diciendo que siente que su padre siempre se ha avergonzado de él por quedarse en la ciudad para jugar al hockey, en lugar de ir a la universidad.

Se descubre que los jugadores de los Rangers no están dispuestos a jugar el partido, que desprecian como una broma. Llega el equipo de la cadena de televisión. Quieren llamar al equipo los Mystery Eskimos, a lo que John y el alcalde se ofenden. John pide al juez Burns que sea el entrenador, ya que no sabe hacerlo, pero el juez lo rechaza.

Los preparativos para el partido continúan. Se hace evidente que esto es mucho más que un juego de hockey sobre estanque.

Charlie le dice al alcalde que los jugadores de los Rangers han presentado una queja ante su sindicato, por lo que ya no vendrán. El alcalde golpea a Charlie, haciéndole sangrar la nariz. El juez Burns le dice a Bailey que hay una audiencia en Nueva York sobre la disputa legal. Dice que podría ser útil para Mystery tener una presencia, y sugiere algunos argumentos legales que Bailey podría utilizar.

En la audiencia, Bailey hace una apasionada petición para que el juego continúe. Desgraciadamente, sufre un infarto fatal mientras argumenta el caso. Tras el funeral en Mystery, se revela que ha ganado el caso y que el juego vuelve a funcionar. John se enfrenta al juez, diciendo que desde que envió a Bailey a Nueva York, ahora tiene que hacerse cargo del entrenamiento. El juez acepta sólo si John vuelve al equipo como capitán.

Bajo la dirección del juez, el equipo se entrena frenéticamente para el partido.

Los jugadores de los Rangers llegan y son recibidos por el alcalde y la gente del pueblo, que se asombran de su tamaño. John debe enfrentarse a Charlie conduciendo borracho un Zamboni. Hablan y Charlie revela su amargura hacia Mystery, que cree que le ha rechazado. John señala que llevar a los Rangers a Mystery podría destruir la ciudad si su equipo perdiera estrepitosamente.

Durante el partido, el equipo del Misterio tarda en asentarse, pero acaba adelantándose por dos goles a cero en el primer periodo. Uno de los goles lo marca Stevie, que impresiona a los comentaristas con su velocidad. En el segundo periodo, los Rangers marcan cinco goles sin respuesta. Birdie le cuesta un gol al equipo por su deseo de “ir solo” cuando debería haber pasado. Incapaz de aceptar la derrota, Mystery marca dos goles en el tercer periodo, incluyendo uno de un pase que hace Birdie en lugar de tirar él mismo a portería. A medida que avanza el reloj, Connor tiene la oportunidad de igualar el marcador, pero su disparo da en el travesaño. El partido se acaba, con el marcador 5 – 4 para los Rangers. Tanto el equipo del Mystery como los espectadores parecen completamente desanimados hasta que el juez Burns les aplaude, tras lo cual incluso los jugadores del Rangers les aplauden.

Al día siguiente, los Rangers se marchan. Tanto Stevie Weeks como Connor Banks han recibido contratos de ligas menores, y vuelan con los Rangers.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)