Final de Nadie sabe

Final de la película Nadie sabe

Nadie sabe (2004 )

141 min - Drama

En Tokyo, la imprudente madre soltera Keiko se muda a un pequeño apartamento con su hijo de doce años Akira Fukushima y, ocultos en maletas, sus hermanos Kyoko, Shigeru y Yuki. Los niños tienen diferentes padres y no van al colegio, pero llevan una vida feliz con su madre. Cuando Keiko encuentra un nuevo novio deja a los niños solos, dándole algo de dinero a Akira para que se encarge de sus hermanos. Cuando el dinero se acaba, Akira se las apaña para encontrar formas de sobrevivir con los pequeños sin electricidad, gas o agua en casa, y con el dueño pidiendo el alquiler.


Título original   誰も知らない

Director:   Hirokazu Kore-eda

Donde ver online Nadie sabe

Atención
A continuación se revela como acaba Nadie sabe

Final de Nadie sabe explicado

Una joven madre y sus cuatro hijos se mudan a un pequeño apartamento en Tokio. Sólo el mayor, Akira, es conocido por el propietario; él y su madre Keiko introducen a escondidas al niño y la niña más pequeños, Shigeru y Yuki, en el apartamento dentro de maletas. La hermana mayor, Kyōko, llega por separado en tren. Cada uno de los niños tiene un padre diferente. Su madre no les permite ir a la escuela ni ser vistos por los demás, y sólo Akira puede salir a la calle.

Al cabo de unos meses, Keiko le dice a Akira que tiene un nuevo novio y que, tras casarse, los niños podrán llevar una vida normal, pero Akira parece dudar. Sin previo aviso, Keiko se va de casa y se ausenta durante meses, dejando sólo una pequeña cantidad de dinero para los niños. Akira se ve obligado a hacerse cargo de pagar el alquiler y otros gastos y de cuidar a sus hermanos menores. Cuando se quedan sin dinero, Akira va a ver a varios hombres que podrían ser el padre biológico de Yuki y les pide dinero.

Al final, Keiko regresa trayendo regalos a todos los niños, pero pronto vuelve a marcharse. Aunque promete que volverá a tiempo para la Navidad, rompe esta promesa, y la estación cambia a Año Nuevo y luego a la primavera sin que ella regrese, forzando a Akira y Kyōko a los roles de padres sustitutos. Akira no tarda en encontrar pruebas de que ella ya se ha casado y los ha dejado para siempre, aunque no se lo dice a sus hermanos. De nuevo se quedan sin dinero, no pueden seguir pagando el alquiler y subsisten con la comida barata de la tienda. El día del cumpleaños de Yuki, ésta pide salir a esperar a su madre en la estación de tren. Los hermanos disfrutan de un día juntos y, aunque su madre no regresa, Akira le promete a Yuki que un día la llevará en el monorraíl de Tokio para ver el despegue de los aviones en el aeropuerto de Haneda.

Akira se hace amigo de dos chicos de su edad en un salón de juegos que empiezan a frecuentar el apartamento de la familia, jugando y haciendo travesuras, y empieza a descuidar a sus hermanos. El apartamento se está deteriorando y no hay nadie que limpie o se ocupe de otras tareas. Cuando un día Akira y los dos niños van a la tienda, le retan a robar. Akira se niega y los dos chicos le dejan. Varios meses más tarde, cuando los dos han entrado en el instituto, Akira pasa por su escuela y les invita a jugar, pero ellos se niegan, y Akira les oye decir que su casa huele a basura. En un gesto de disculpa, Akira lleva a sus hermanos a jugar a un parque cercano y les compra caramelos y juguetes en la tienda. Empiezan un jardín en el porche del apartamento, plantando semillas de flores silvestres dentro de tazas de fideos instantáneos.

Con el tiempo, se cortan la electricidad, el gas y el agua en el apartamento. Los niños empiezan a utilizar el baño del parque público para lavarse y el grifo de allí para el agua. En una de estas visitas, Shigeru entabla una conversación con Saki, una estudiante de secundaria que está faltando a clase, que se convierte en una amistad entre ella y los hermanos, y comienza a visitarlos y a ayudar a Akira y Kyoko a cuidar de la familia. Sin embargo, cuando intenta ayudar a Akira a salir de sus dificultades económicas ofreciéndole dinero obtenido a través del enjo kōsai, Akira lo rechaza y huye.

Al acercarse el verano, los niños tienen poco dinero y se están cansando. Akira sale un día a ver un partido de béisbol de un instituto. El entrenador del equipo lo ve y, al faltarle un jugador, le pide que lo sustituya. Akira se une al partido y disfruta jugando al béisbol. Mientras está fuera, Yuki se cae de un taburete mientras intenta alcanzar algo y muere. Akira vuelve a buscar a Saki, aceptando finalmente su oferta de ayuda económica, y compran todas las cajas que pueden encontrar de los caramelos de chocolate favoritos de Yuki, que colocan con el cadáver de ésta en una maleta. Con la ayuda de Saki, Akira lleva la maleta a un campo cercano a la pista del aeropuerto de Haneda. Se sientan a ver cómo llegan los aviones, y luego él y Saki cavan una tumba y entierran la maleta. Luego regresan al apartamento, y la película termina con Akira, Kyōko, Shigeru y Saki todavía juntos, caminando a casa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)