Final de No dejes rastro

Un padre y su hija de 13 años viven una vida tranquila y feliz aislados en un enorme parque nacional de Portland, Oregon, hasta que un pequeño error complica sus vidas para siempre al ser detenidos por la policía.

Dónde ver la película No dejes rastro online
Final de la película No dejes rastro
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de No dejes rastro

Final de No dejes rastro explicado

Debra Granik es una de las cineastas más interesantes de la industria en la actualidad. En su primer largometraje, “Hasta los huesos”, de 2004, se adentra en la mente de una mujer atascada en un matrimonio anquilosado y con una adicción secreta a las drogas. En “Winter’s Bone”, de 2010, Granik se centra en la decidida búsqueda por parte de una joven de su padre traficante de drogas mientras intenta mantener a salvo a sus hermanos pequeños. La agudeza de estas dos películas se echa en falta en “No dejes rastro” de 2018, ya que la narrativa en ella es inherentemente optimista.

Sin embargo, Granik sigue contando con éxito una historia sobre la condición humana, el amor y la perseverancia. Debido a su temática, “No dejes rastro” se desarrolla como un documental. Cuenta la historia de un veterano de la guerra de Irak y su hija. Su tranquila vida en el antiguo Parque Forestal cerca de Portland, Oregón, termina abruptamente cuando las autoridades los encuentran e intentan reintroducirlos en la civilización. Aquí está todo lo que necesitas saber sobre el final de ‘No dejes rastro’.

Trama de No dejes rastro

Al principio de la película, el veterano de la guerra de Irak Will (Ben Foster) y su hija Tom (Thomasin McKenzie) viven en un refugio que han construido en Forest Park. Es una existencia totalmente alejada de la red, con pedernal para encender el fuego y una ausencia total de cualquier dispositivo electrónico. Will y Tom visitan a veces la ciudad para conseguir provisiones y las benzodiacepinas que le han dado a Will. Will vende estas últimas a otros veteranos que viven en Forest Park. A pesar de ser un paciente de TEPT, Will parece tener un fuerte control de su condición, que no se manifiesta en arrebatos violentos. Cada vez está más claro que Will ha encontrado una forma de lidiar con su TEPT, y no es con otras drogas o con el alcohol.

Un día, Tom es visto por un corredor, que informa a las autoridades. La policía, los funcionarios del parque y los servicios sociales acuden y se llevan a padre e hija. Posteriormente, Will y Tom son separados e interrogados. Las autoridades preguntan a Tom si se siente segura viviendo con su padre, a lo que ella responde que sí. Mientras tanto, Will se enfrenta a cientos de preguntas formuladas por una IA y no tiene ni idea de cómo responder a las preguntas cada vez más personales.

El Sr. Walters (Jeff Kober), propietario de una granja de árboles de Navidad en la zona rural de Oregón, ofrece a Will y a Tom alojarse en la granja a cambio de que Will trabaje allí. Los servicios sociales los dejan en la granja, y a Will le dicen que espere más formularios que rellenar en el futuro si quiere seguir teniendo la custodia de su hija. En la granja, Tom conoce a un chico de su edad que le ayuda a formar parte del club juvenil local 4H.

Sin embargo, Will se inquieta rápidamente durante su estancia en la granja. Un día, le dice a su hija que es hora de que se vayan. Aunque Tom se muestra reticente, ella sigue a su padre. Regresan a su campamento en el bosque, pero descubren que las autoridades lo han destruido. Sabiendo que es probable que la policía los esté buscando, Will y Tom convencen a un camionero para que los lleve. Finalmente llegan al estado de Washington y se despiden del camionero para adentrarse en el bosque. Sin embargo, el duro entorno que les rodea no tarda en mostrarse hostil. Construyen un refugio temporal en el bosque y pasan allí la noche. A la mañana siguiente, encuentran lo que parece una cabaña desierta y deciden ocuparla. En un momento dado, Will sale a buscar comida pero no regresa durante horas. Preocupado por su padre, Tom va a buscarlo y lo encuentra herido e inconsciente en el fondo de un barranco.

Unos motoristas locales ayudan a Tom y a su padre y los llevan a su comunidad de casas móviles. Dale (Dale Dickey), el jefe de la comunidad, les permite quedarse allí todo el tiempo que quieran, y Tom descubre poco a poco que encaja perfectamente allí, aunque su padre no lo haga.

Como acaba No dejes rastro

El título de “No dejes rastro” representa un aspecto de la psique de Will, especialmente la parte que le obliga a vivir la vida que lleva. Su experiencia en Irak parece haberle alterado drásticamente, dejándole tan traumatizado que ha decidido alejarse de la sociedad humana y abrazar una vida más tranquila y sencilla en el bosque. Todo lo que rodea a Will cuando vive entre la gente puede ser potencialmente desencadenante. Cuando él y Tom están en la granja, se ve afectado por el sonido del helicóptero utilizado para transportar los árboles. Son estas cosas aparentemente pequeñas las que se acumulan y hacen que la vida tradicional sea insoportable para alguien como Will.

La película no busca especialmente poner el estilo de vida alternativo en un pedestal. Simplemente enuncia que estas personas existen. Se han alejado voluntariamente del ajetreo y las reglas de la vida moderna. Aunque para muchos puede deberse a razones económicas, está claro que no es el caso de Will. Incluso cuando se le proporciona alojamiento, prefiere el bosque, el campamento y una vida escasa.

Es evidente que el TEPT de Will ha desempeñado un papel crucial en la formación de su actual visión del mundo. Pero su estilo de vida no es sólo una forma de lidiar con su trauma, también es un espacio en su mente donde se siente más cómodo. Como humanos, es casi una tendencia inherente a nosotros equiparar el lujo con la comodidad. Pero para alguien como Will, lo mínimo que necesita para su supervivencia es suficiente para proporcionarle todo el confort que necesita. Y eso no cambia al final de la película, así que deja la comunidad de casas móviles y a su hija para volver a la naturaleza.

¿Por qué Tom no se va con Will?

Una de las líneas más impactantes llega cuando Tom se entera de que su padre quiere volver al bosque de nuevo. Ha llegado a amar su vida en la comunidad de casas móviles y no está dispuesta a renunciar a ella. Le dice a su padre: “Lo mismo que te pasa a ti no me pasa a mí”. Es una frase dura, que roza la falta de amabilidad, pero también subraya cómo han cambiado su relación y Tom. Ella no tiene las experiencias de su padre, así que es injusto esperar que soporte el impacto del trauma asociado a ellas.

Una parte de Will debía saber que esto era inevitable. La película está basada en la novela de 2009 del autor Peter Rock “Mi abandono”, inspirada en una historia real que el autor de Oregón leyó en un periódico local. Mientras desarrollaba los personajes para la película, Granik habló con un padre y una hija que practicaban un estilo de vida alternativo. Granik dijo a Deadline que incorporó a Will el deseo del padre de dar a su hija un capítulo de su vida en el que el bosque fuera su patio de recreo. Si es así, Will siempre ha sabido que llegará un día en que la vida en el bosque no será suficiente para Tom. Al final de la película, lo acepta, al igual que Tom acepta la decisión de su padre de marcharse. Sin embargo, a pesar de la separación, Tom sigue manteniendo una conexión con su padre dejándole comida en el bosque.

 

También te puede interesar: