Final de Ocho apellidos catalanes

Las alarmas de Koldo se encienden cuando se entera de que su hija Amaia, tras romper con Rafa, se ha enamorado del catalán Pau y, ante tal "sacrilegio", cruza la frontera de Euskadi y pone rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que deben viajar a Cataluña al precio que sea. El objetivo es rescatarla de los brazos del joven y de su entorno.

Dónde ver la película Ocho apellidos catalanes online
Final de la película Ocho apellidos catalanes
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Ocho apellidos catalanes

Final de Ocho apellidos catalanes explicado

Después de estar toda la película tratando de impedir que Amaia se case con Pau, el día de la ceremonia declara su amor delante de todos los invitados. Amaia lo rechaza una vez más.

Cuando Rafa se marcha, Amaia se confunde de nombre y llama a su futuro marido “Rafa”. Koldo, el padre de Amaia, la coge y se la lleva para hablar con ella. Por un fallo técnico, todos escuchan la conversación donde ella admite que sigue enamorada de Rafa.

Entonces, Roser aprovecha para juntar a su nieto Pau con Judit.

Amaia sale corriendo a buscar a Rafa y cuando lo encuentra se besan.

Koldo se le declara a Merche y le pide matrimonio. Aprovechan la ocasión y se casan allí mismo.

En la última escena vemos a Koldo, Merche, Amaia y Rafa en una furgoneta a toda velocidad intentando llegar al País Vasco. Amaia está a punto de dar a luz y el abuelo quiere que nazca en su tierra.

Para el vehículo, Koldo coge la señal de “Bienvenidos al País Vasco” y la coloca detrás de la furgoneta mientras se escucha a un bebé llorar.

También te puede interesar: