Final de Palabras en las paredes del baño

1 h 51 min

Un adolescente que padece esquizofrenia paranoide espera que su nuevo tratamiento con un medicamento experimental le permita llevar una vida normal tanto en el instituto como fuera de él.

Dónde ver la película Palabras en las paredes del baño online
Final de la película Palabras en las paredes del baño
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Palabras en las paredes del baño

Final de Palabras en las paredes del baño explicado

Adam Petrazelli es un estudiante de último año de instituto que experimenta un aparente brote psicótico en la escuela, es diagnosticado de esquizofrenia y entra en un ensayo médico para tratar su enfermedad. A lo largo de la película, le acompañan las visiones de Rebecca (hippie new age), Joaquín (el mejor amigo) y “El Guardaespaldas”, así como una profunda voz amenazante.

Adam comienza a tomar su nueva medicación tras ser trasladado al colegio católico St. Agatha. Comienza a experimentar efectos secundarios, como espasmos musculares. Hace una nueva amiga, Maya, que le da clases particulares, pero no le cuenta su estado. Tras sufrir otro brote psicótico durante una cena con su madre, Adam deja de tomar las nuevas pastillas.

Adam lleva a Maya a una proyección al aire libre de su película favorita, Never Been Kissed, donde Rebecca y Joaquín intentan animar a Adam a que exprese sus sentimientos a Maya, pero una voz profunda empieza a hacer presa de su inseguridad. Admite que tiene inseguridad por el hecho de que su madre tenga otro hijo con Paul, pero después de disculparse, le pide a Maya que vaya al baile, aunque ella se opone a la idea. Ella acepta y se dan su primer beso. Su trabajo mejora tanto que escribe un ensayo que es aceptado para ser leído en la graduación.

Su madre descubre que Adam ha dejado de tomar su medicación y le reprende por ello. En la escuela, la hermana Catherine ha sido informada por su madre y su padrastro del incidente ocurrido en su última escuela y anuncia que la escuela lo suspenderá temporalmente, en lugar de expulsarlo, por la seguridad de los demás estudiantes. Adam arremete contra Paul por haber escrito el correo electrónico a la hermana Catherine la noche anterior, lo que a Adam le parece sospechoso. La suspensión también significa que no puede ir al baile, pero desafía las órdenes de todos y va de todos modos. Al llegar al baile, recoge a Maya, pero mientras bailan juntos, Adam se ve acosado por la voz grave mientras la hermana Catherine intenta echarlo. Como su visión se vuelve errática, Adam empuja a la monja al suelo y sale corriendo. Corre hacia las gradas superiores y se cae por la cornisa.

Adam es llevado al hospital y se despierta para ver a Beth y a Paul, y Maya no tarda en aparecer, pero se derrumba tras verse abrumado por la presencia de las visiones. Más tarde, es expulsado del St. Agatha e ingresado en un pabellón psiquiátrico. El padre Patrick lo visita, a pesar de un encuentro anterior en el que Adam fue grosero con él cuando intentó ofrecerle un consejo. Después de que el padre Patrick dice que no era consciente de lo que Adam estaba luchando, Adam se disculpa por su comportamiento y acepta unirse al padre Patrick en la oración.

Beth visita a Adam en el hospital y le da una copia impresa del correo electrónico que Paul envió a Santa Ágata. Al contrario de lo que pensaba Adam, Paul expresaba su apoyo a su hijastro y pensaba que suspenderlo era cruel, diciendo que debían mostrar más cuidado por el estado de Adam. Al darse cuenta de lo mucho que Paul se preocupa por él, Adam corre para alcanzarlo y a Beth, y abraza a Paul por primera vez, dejando claro que lo aceptará mejor como nueva figura paterna.

El día de la graduación, Beth y Paul llevan a Adam a la ceremonia, en la que, a pesar del intento de la hermana Catherine por hablar, el padre Patrick muestra su apoyo a Adam. La nube negra de voz profunda intenta atrapar a Adam, pero éste se arma de valor para dirigirse al alumnado con calma. Recita su ensayo en el que habla de su condición y de su batalla contra la esquizofrenia, declarando que ahora sabe que su vida no estará definida por su enfermedad. Cuando sale del auditorio, Maya corre para alcanzarlo. Adam se disculpa con Maya por no haberle dicho la verdad sobre su enfermedad desde el principio, momento en el que se expresan su amor mutuo. Joaquín anima entonces a Adán a besar a Maya, lo que hace.

Con las voces que le siguen molestando, Adam se convierte en un buen hermano mayor para el hijo de Beth y Paul y es aceptado en la escuela de cocina.

También te puede interesar: