Final de Resurrection

La vida de Margaret está en orden. Es una profesional y madre capaz, disciplinada y exitosa. Todo está bajo control. Hasta que David regresa, trayendo consigo los fantasmas del pasado de Margaret de hace 20 años.

Dónde ver la película Resurrection online
Final de la película Resurrection
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Resurrection

Final de Resurrection explicado

“Resurrection” es una película de suspense psicológico escrita y dirigida por Andrew Semans. Cuenta la historia de Margaret, una ejecutiva de alto nivel que trabaja en una empresa de biotecnología cuya vida aparentemente perfecta da un vuelco tras el regreso de una oscura figura ligada a su pasado. Margaret trata desesperadamente de eludir al turbio personaje mientras protege a su hija, Abbie, del peligro.

Este thriller oscuro y convincente termina con una nota que invita a la reflexión y deja mucho a la imaginación del espectador. Por ello, los espectadores deben buscar una explicación para el impactante final de la película.

¿Qué pasa en Resurrection?

“Resurrection” se abre con una mirada a la vida de Margaret (Rebecca Hall), una ejecutiva que trabaja en una empresa de biotecnología. Margaret es una persona hipervigilante que dedica su vida al trabajo y encuentra consuelo en él. Se insinúa que tiene un pasado oscuro y que ha sufrido graves traumas. Margaret tiene una hija de diecisiete años, Abbie (Grace Kaufman), que está a punto de irse a la universidad. Sin embargo, Margaret es sobreprotectora con su hija, y su dinámica asfixia a Abbie, que busca formas de alejarse de su madre.

Un día cualquiera, Margaret asiste a una conferencia de trabajo. Ve a un hombre que le infunde un miedo inmediato. Empieza a sentir pánico y huye de la conferencia. Pronto, la presencia del hombre en los alrededores de Margaret comienza a aumentar y ella empieza a temer por su seguridad y la de su hija. Más tarde, se revela que el hombre se llama David (Tim Roth), y que él y Margaret compartieron una relación tumultuosa cuando Margaret era joven. A medida que avanza la narración, los espectadores se enteran de que David se ha abierto camino en la vida de Margaret y su familia. Poco a poco, los dos se fueron compenetrando y David empezó a preparar a Margaret.

Los dos se juntaron, y Margaret anhelaba la aprobación de David. Por otro lado, David torturaba y traumatizaba a Margaret con sus acciones, haciéndola sentir atrapada en su retorcida relación. Pronto, Margaret se quedó embarazada y dio a luz a un hijo llamado Ben. Sin embargo, David estaba celoso de Ben y quería toda la atención de Margaret para él. Como resultado, David se “comió” a Ben, lo que hizo que Margaret huyera de su demente novio. Sin embargo, cuando David reaparece, Margaret se ve obligada a enfrentarse a los traumáticos acontecimientos de su pasado que creía haber dejado atrás.

Como acaba Resurrection

La película cuenta una historia de abusos y traumas que se basa en la realidad durante la mayor parte de su duración. El escenario del norte del estado de Nueva York hace que el espectador se adapte a la vida superficialmente perfecta de Margaret, pero también subraya su oscuro pasado. La ciudad, muy poblada, amplifica la paranoia constante de Margaret, que intenta ocultar. No obstante, la película se adentra en un territorio surrealista en su acto final. Después de que el espectador conozca la relación de Margaret con David y las cicatrices que le ha dejado, entiende la necesidad de Margaret de proteger a su hija.

Resulta que Margaret ya ha perdido un hijo por las tendencias dementes de David. Sin embargo, el acto final de la película ofrece un giro impactante sobre el destino de Baby Ben. Durante una conversación de café con David, en la que Margaret finalmente encuentra el valor para enfrentarse a su pasado, David afirma que Ben sigue vivo dentro de él. La revelación lleva a Margaret al límite. Durante el clímax, Margaret utiliza un cuchillo para destripar a David y abre su estómago. En su interior, encuentra a su hijo, Ben, todavía vivo y sano. Al volver a casa, Margaret siente el peso de su bebé respirando en sus brazos.

El final es un asunto complicado, dado el deterioro del estado mental de Margaret a lo largo de la película. Dado el enfoque de la historia, es probable que Margaret esté alucinando la presencia de Ben, y que el niño no esté realmente vivo. Además, un niño no puede sobrevivir dentro de un hombre durante casi veintidós años. De ahí que el final destaque la lucha de Margaret con su maltratador y su deseo de recuperar la vida que deseaba para sí misma.

La interpretación más obvia y probable del final es que Ben no está vivo. Margaret imagina todo el escenario y su estado mental se ha desviado de la realidad. Es probable que Margaret se sienta culpable por no haberse defendido cuando David consumió a Ben. Podría haber salvado a su hijo si hubiera mostrado algo de valor todos esos años. Por lo tanto, Margaret busca cerrar su pasado reclamando el poder que David tiene sobre ella.

En la escena final, los espectadores ven a Margaret abrazando a su bebé, pero lanza una impactante mirada a la cámara. El momento podría servir como indicación de que Margaret finalmente está despertando a la realidad y se da cuenta de que su hijo se ha ido hace tiempo. En última instancia, el clímax empodera a Margaret, pero la deja lidiar con la tragedia y el dolor de la muerte de su hijo, que aún no ha podido procesar incluso después de años.

¿Está David vivo o muerto?

David es el antagonista de la película y, a su vez, de la vida de Margaret. Tiene métodos notorios para atormentar a Margaret, y es evidente que sabe cómo desencadenar su paranoia. Tal y como se cuenta, los espectadores aprenden hasta dónde puede llegar David en su afán por abusar de Margaret. Comerse al bebé Ben es posiblemente el acto más atroz cometido por David, y define su monstruosidad. Por lo tanto, es apropiado que Margaret haga justicia a su abusador en el escalofriante clímax de la película.

El final muestra a Margaret descuartizando a David, y es seguro asumir que está muerto. Sin embargo, en la escena final, los espectadores reciben un indicio de que David podría seguir vivo de alguna manera. En la escena, Margaret acuna a su bebé mientras Abbie le dice que por fin vuelve a sentirse segura. La escena le da a Margaret un momento de tranquilidad y elevación, ya que por fin puede salvar a sus hijos del monstruo que la atormentó toda su vida. Sin embargo, justo cuando la escena está a punto de pasar a los créditos, Margaret mira a la cámara. Se sorprende al ver algo o alguien al otro lado.

Por lo tanto, es probable que David siga vivo y esté observando tranquilamente a Margaret desde la distancia. La interpretación explicaría por qué Margaret está conmocionada en la escena final. El hecho de que David esté vivo explicaría por qué Margaret parece haberse librado de un asesinato a plena luz del día. La escena en la que Margaret descuartiza a David probablemente forme parte de su alucinación. El engaño se rompe finalmente en la escena final, cuando Margaret se da cuenta de que David sigue vivo y de que no está libre de su pasado.

Sin embargo, esta interpretación socava el arco del personaje de Margaret y su viaje para reclamar el poder perdido ante su abusador. Por lo tanto, creemos que David está efectivamente muerto. Sin embargo, la escena final podría tratarse de que Margaret se da cuenta de que no está completamente libre de su pasado. Podría estar alucinando con David en ese momento o simplemente temiendo por la seguridad de sus hijos. En última instancia, se puede decir que David está muerto, pero el daño que ha causado a Margaret sigue atormentándola. Como resultado, el final pone de manifiesto la naturaleza diabólica de la relación entre un maltratador y la víctima del maltrato.

También te puede interesar: