Final de Showgirls

La joven y ambiciosa Nomi Malone viaja a Las Vegas con el objetivo de convertirse en una estrella del espectáculo. Empieza trabajando como bailarina de strip-tease, pero acaba consiguiendo una audición para cantar en el coro de una obra del Casino Stardust. Sin embargo, no tardará en darse cuenta de que el mundo que la rodea es más duro y menos brillante de lo que pensaba.

Dónde ver la película Showgirls online
Poster for the movie "Showgirls"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Showgirls

Final de Showgirls explicado

Tras la brutal violación en grupo de Molly por parte del respetado artista Andrew Carver y dos de sus guardaespaldas, que la llevó al hospital, una furiosa Nomi quiere denunciar el ataque y buscar justicia para su amiga. Sin embargo, Zack se burla fríamente de ella afirmando que el hotel sobornaría a Molly para que guardara silencio, de modo que el crimen no se hiciera público; también la regaña sobre su pasado: su verdadero nombre es Polly Ann Costello -esto explicaba por qué, cada vez que alguien la llamaba en broma “Pollyanna”, ella se estremecía-, que huyó de casa después de que sus padres murieran en un asesinato-suicidio, se convirtió en prostituta y tuvo problemas con la ley varias veces por ello. Con esto, deja claro que, si Nomi dijera algo por alguien, la desenmascararía.

Ante las acciones de Zack, Nomi decide tomar cartas en el asunto. Se viste de forma provocativa y llega a la suite de Carver, haciéndose pasar por una prostituta. Una vez dentro, seduce a Carver para que baje la guardia, tras lo cual lo golpea y patea salvajemente hasta dejarlo inconsciente mientras profiere blasfemias -nunca entendí cómo no irrumpió su guardaespaldas en la puerta, con todos esos gritos y peleas, pero así soy yo-. Una vez hecho esto, se va tranquilamente y le dice al guardaespaldas que “Carver dijo que no quería ser molestado”.

Como ya no se siente a gusto consigo misma y con el giro que ha tomado su vida como corista, Nomi decide abandonar la ciudad. Antes de hacerlo, hace dos visitas en el hospital; una a una Molly todavía débil, para contarle cómo consiguió que se hiciera justicia con ella. La otra, a Cristal, donde se reconcilian y Nomi admite haber sido la que la empujó por las escaleras y se disculpa por ello. Cristal, sin embargo, le dice a Nomi que ella hizo exactamente lo mismo, años antes, a otra corista que estaba por encima de ella -un espejo de su propia situación- y que perdonaría a Nomi, ya que sus abogados negociaron un enorme acuerdo monetario con el hotel a su favor. Las dos mujeres intercambian un apasionado beso y Nomi se marcha.

Como colofón de la historia, Nomi se ve de nuevo en la carretera, con la intención de hacer autostop hasta Los Ángeles y es recogida… POR EL MISMO CONDUCTOR QUE LA ROBÓ AL PRINCIPIO DE LA HISTORIA. Cuando Nomi se da cuenta, toma represalias robándole a punta de cuchillo. Se les oye forcejear y la cámara se aleja para mostrar un cartel de carretera de Nomi como atracción principal del espectáculo “Goddess” del Casino Stardust.