Final de Sin control (Derailed)

1 h 48 min

Charles Schine (Clive Owen), un ejecutivo casado, coge el metro-tranvía de todas las mañanas, en el que viaja una atractiva mujer, Lucinda Harris (Jennifer Aniston). Ese día él no tiene dinero para el billete, y ella se ofrece a pagárselo. A partir de este pequeño suceso, su cotidianeidad sufrirá un inesperado giro.

Dónde ver la película Sin control (Derailed) online
Poster for the movie "Sin control (Derailed)"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Sin control (Derailed)

Final de Sin control (Derailed) explicado

El ejecutivo de publicidad Charles Schine vive con su mujer Deanna y su hija Amy, que padece diabetes de tipo I, que requiere una costosa medicación.

Una mañana, en un tren de cercanías para ir al trabajo, Charles conoce a Lucinda Harris, una asesora financiera que también está casada y tiene una hija. Se produce una atracción mutua y los dos empiezan a verse con frecuencia. Cuando deciden consumar su romance en un motel de mala muerte, son interrumpidos por un hombre armado que golpea a Charles y viola brutalmente a Lucinda. Como no quieren que sus cónyuges se enteren de su aventura, Charles y Lucinda acuerdan no denunciar el crimen y seguir caminos distintos.

Días después, el hombre, que se identifica como Philippe LaRoche, se pone en contacto con Charles y le amenaza con matar a su familia si no le paga 20.000 dólares. Un mes después, LaRoche vuelve a llamar, esta vez exigiendo 100.000 dólares. Charles explica su situación a su compañero de trabajo Winston, un ex convicto que trabaja como reparador en su edificio. Winston accede a asustar a LaRoche por el diez por ciento del pago. Charles malversa 10.000 dólares de su empresa y él y Winston traman un plan para espantar a LaRoche en el lugar de encuentro especificado. Sin embargo, LaRoche le sorprende, mata a Winston de un disparo y se lleva el dinero. Charles se deshace del cuerpo de Winston y da una coartada falsa cuando es interrogado por el detective Franklin Church.

Más tarde, Charles recibe una llamada de LaRoche; tiene a Lucinda como rehén y la matará si no le entrega los 100.000 dólares. Charles saca el dinero de una cuenta destinada al tratamiento médico de su hija y hace el pago a LaRoche y a su socio Dexter. Charles visita entonces a Lucinda en el trabajo y descubre que en realidad se llama Jane, que trabajó allí brevemente como empleada temporal. Va al apartamento de Jane, que está en proceso de venta, y descubre que la fotografía de Jane de su supuesta hija es en realidad un recorte de una imagen de archivo de un folleto.

Charles sigue la pista de Jane y la ve besando a LaRoche, descubriendo que estaba metida en la estafa. También la observa seduciendo a otro empresario desprevenido, Sam. Charles alquila una habitación en el mismo motel de antes y espera a que Jane vaya allí con Sam. Decidido a recuperar el dinero robado, Charles deja inconsciente a LaRoche frente a la puerta de la habitación del hotel, lo desarma y le revela a Sam la trama que le han montado. Dexter llega para apoyar a LaRoche y se produce un tiroteo; casi todos resultan heridos de muerte menos Charles, que regresa a su habitación y convence a la policía de que sólo era un espectador. Antes de marcharse, Charles reclama su maletín y recupera el dinero.

Más tarde, Charles es suspendido del trabajo por el desfalco y es condenado a seis meses de servicios comunitarios, dando clases en una cárcel. Durante una de sus clases, encuentra un cuaderno que contiene una historia sobre él escrita por uno de los alumnos. Charles encuentra a LaRoche, que había sobrevivido al tiroteo. LaRoche amenaza con seguir perturbando la vida de Charles, pero éste le revela que ha planeado su encuentro y, a continuación, apuñala a LaRoche hasta la muerte.

Charles se aleja del encuentro afirmando al detective Church que LaRoche le atacó y que reaccionó en defensa propia. Regresa con su familia.

También te puede interesar: