Final de Un día inolvidable

1 h 48 min

Melanie Parker (Michelle Pfeiffer) trabaja como arquitecta en Nueva York mientras cría a su único hijo. Es una mujer dedicada íntegramente a su trabajo que vive alejada de los hombres, de los que no quiere saber nada. Por su parte Jack Taylor (George Clooney) es un periodista divorciado que también tiene que hacerse cargo de su hija. Al igual que Melanie, carece de vida sentimental. Sin embargo, el destino hará que ambos se encuentren.

Dónde ver la película Un día inolvidable online
Poster for the movie "Un día inolvidable"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Un día inolvidable

Final de Un día inolvidable explicado

Melanie Parker es arquitecta y madre divorciada de su hijo Sammy. Su día empieza mal cuando llega tarde a dejarle en el colegio, debido al olvido del también padre divorciado Jack Taylor, un reportero del New York Daily News cuya hija, Maggie, queda a su cargo esa mañana por su ex mujer que se marcha de luna de miel con su nuevo marido. Los niños llegan un momento demasiado tarde para ir a una excursión escolar (un crucero en barco de Circle Line). Sus padres se ven obligados a aceptar que, además de tener los horarios muy ocupados, deben trabajar juntos ese día para supervisar al hijo del otro. En su confusión por compartir un taxi, se intercambian accidentalmente los teléfonos móviles, lo que hace que cada uno de ellos reciba, durante toda la mañana, llamadas destinadas al otro, que luego tienen que transmitir a la persona adecuada.

Melanie debe hacer una presentación de diseño arquitectónico a un importante cliente. Jack tiene que encontrar una fuente para una primicia sobre las conexiones del alcalde de Nueva York con la mafia. Sammy causa estragos en la oficina de Melanie con los coches de juguete, haciendo que se tropiece y rompa su expositor de maquetas. Frustrada, lo lleva a una guardería (que está celebrando un “Día del Superhéroe”), donde casualmente se encuentra con Jack tratando de convencer a Maggie de que se quede y se porte bien. Crean disfraces improvisados para los niños, utilizando la imaginación de él y el ingenio de ella. Ella lleva su modelo a una tienda para que lo reparen rápidamente. Después de irse a una reunión, entra en pánico cuando recibe una llamada telefónica de Sammy sobre otro niño que tiene una droga psicodélica. Llama a Jack desesperada y le pide que recoja a los niños. Él acepta, con la condición de que ella se haga cargo de su cuidado a las 3:15 mientras él busca una posible fuente de noticias.

Mientras está al cuidado de Melanie, Maggie desaparece de una tienda y deambula a cierta distancia por una acera concurrida del centro de la ciudad. Melanie se desespera en la comisaría de policía, presenta una denuncia por desaparición de la niña y luego acude a una rueda de prensa del alcalde para encontrar a Jack. La policía le notifica que Maggie ha sido encontrada, y llega a la rueda de prensa justo a tiempo para enfrentarse al alcalde con su primicia sobre la corrupción. Antes había localizado su fuente, justo cuando ella salía de un salón de belleza en una limusina. Aunque han sido antagónicos, Melanie y Jack trabajan juntos para llevar a los niños, en taxi, a un partido de fútbol. Ella insiste en que primero tendrá tiempo para hacer su presentación a los nuevos clientes, a pesar de que él protesta porque les hará llegar tarde al partido. Comienza su presentación tomando una copa en el salón del Club 21, pero al ver a Sammy de buen humor, se da cuenta de que él le importa más que su trabajo. Insistiendo valientemente en que debe marcharse inmediatamente para estar con él, espera que la despidan, pero los clientes quedan impresionados.

En el juego, Melanie se encuentra con su antiguo marido, Eddie, que es músico y que admite que le mintió a Sammy acerca de llevarle a pescar en verano y que en su lugar se irá de gira como batería con Bruce Springsteen. Esa noche, Jack quiere una razón para visitar el apartamento de Melanie, así que lleva a Maggie a comprar peces de colores para reemplazar los que se comió antes un gato. En el apartamento de Melanie, los niños ven El Mago de Oz mientras ella y Jack comparten un primer beso. Ella va al baño a refrescarse; cuando regresa, un Jack exhausto está dormido en el sofá. Ella se une a él y se quedan dormidos juntos, con los niños observando alegremente.

 

También te puede interesar: