El final de Un domingo cualquiera

Poster for the movie ""

Un domingo cualquiera (1999 )

162 min - Drama

Cuatro años antes, los Tiburones de Miami, dirigidos por el entrenador D'Amato (Al Pacino), habían ganado dos campeonatos consecutivos, pero ahora sólo consiguen acumular derrotas. Además, el público escasea y los antiguos ídolos están en el ocaso de sus carreras, particularmente Jack 'Cap' Rooney (Dennis Quaid), que a sus 39 años se aferra desesperadamente a lo poco que le queda como jugador profesional. Por otra parte, son frecuentes los conflictos con Christina Pagniacci (Cameron díaz), la joven presidenta y propietaria del equipo. Además, D'Amato tiene serios problemas familiares.


Título original   Any Given Sunday

Director:   Oliver Stone

Donde ver online Un domingo cualquiera

Atención
A continuación se revela como acaba Un domingo cualquiera

El final de Un domingo cualquiera explicado

Los Miami Sharks son un equipo de fútbol américano que está en caos , se encuentra en la primera mitad del primer partido de playoffs. Después de que el veterano Cap Rooney (Dennis Quaid) se lesione al anotar un touchdown justo antes del medio tiempo, el arrogante Steamin Willie Beamen (Jamie Foxx) lleva a los Miami Sharks a una victoria de playoff de primera ronda sobre Dallas Knights por 37-35 ( con Cap ordenando a las jugadas desde la zona técnica) en la última jugada del partido. El entrenador jefe Tony D’Amato (Al Pacino) se ve rejuvenecido por la victoria y la buena relación que se ha desarrollado entre él y Willie.

En una conferencia de prensa sobre los créditos finales se muestra que los Sharks perdieron el siguiente partido de playoffs 24-13 ante San Francisco, que Tony ha renunciando a su puesto de entrenador en jefe en Miami y se hará cargo de una nueva franquicia en Albuquerque, Nuevo México. También contrata a Willie como su jugador franquicia, para disgusto de Christina Pagniacci (Cameron Diaz), propietaria de Sharks.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Valoración: 5)