Final de Unrest (Los que no descansan)

1 h 28 min

Mientras trabajan en un laboratorio con restos humanos, cuatro estudiantes de medicina no son conscientes de que están sobrepasando sus propios límites. Las disecciones y experimentos están llevándolos al filo de su estabilidad emocional. Uno de ellos comienza a ver imágenes de los cuerpos muertos. Y mientras se esfuerzan por mantener la ciencia a un nivel más superior que su propia cordura, comenten errores... y uno tras otro, los estudiantes comienzan a desaparecer...

Dónde ver la película Unrest (Los que no descansan) online
Poster for the movie "Unrest (Los que no descansan)"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Unrest (Los que no descansan)

Final de Unrest (Los que no descansan) explicado

La película gira en torno a un cadáver que parece traer la desgracia a quienes entran en contacto con él.

Aunque hay muy pocas manifestaciones corporales de los fantasmas, la gente parece morir cuando enfurece al espíritu que está vinculado con un cadáver especial, ya sea faltándole al respeto o de otro modo. La historia se desarrolla principalmente en el interior de un hospital, donde una joven estudiante de medicina, Alison Blanchard, acude para aprender anatomía. Al observar el cadáver que le han asignado, descubre que el cuerpo tenía heridas autoinfligidas y que también tenía un hijo. Pronto descubre que hay algo malo en el cadáver, al que han apodado “Norma”. En el hospital se producen misteriosas muertes, que incluyen a la prometida de uno de los miembros del equipo de Allison y a varios empleados del hospital.

Se revela que el cadáver es una persona llamada Alita Covas, que una vez dirigió una expedición arqueológica en un sitio de sacrificios azteca. Allí descubrió 50.000 cuerpos que fueron ofrecidos a Tlazolteotl, el dios azteca de la fertilidad y la prostitución. Después, ella misma se convirtió en prostituta y empezó a mostrar síntomas de desequilibrio mental. Más adelante en su vida, cometió asesinatos y posteriormente fue internada en un manicomio donde murió, presumiblemente por su propia mano.

Una vez que Alison se entera de la verdadera naturaleza del cadáver, decide que éste debe volver a Brasil para satisfacer al dios azteca. Tras una serie de truculentos acontecimientos, Alison y su compañera de clase/interés amoroso se llevan el cadáver de Alita, ahora desmembrado, y lo incineran en el hospital. Al final, Alison se dirige a Brasil para esparcir las cenizas en un intento de que el espíritu descanse; sin embargo, en la escena final se sugiere que el espíritu permanece en el hospital.

También te puede interesar: