Saltar al contenido

Final de ¡Vaya caos!

Final de la película ¡Vaya caos!

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba ¡Vaya caos!

Final de ¡Vaya caos! explicado

Frank Allen es un orador profesional que da conferencias sobre la gestión del tiempo. Vive con el ejemplo: maximiza perfectamente su eficiencia mediante la programación y la planificación de su propia vida al minuto. Quiere mucho a su mujer, Susan, y a su hija pequeña, Jesse.

El día de un importante seminario que podría suponer su gran oportunidad en el circuito de conferencias corporativas, Susan cambia sus relojes 10 minutos para que a él le dé tiempo a hacer un recado sin importancia para ella en ese día tan importante, pero los mueve en sentido contrario. Desde la pérdida del ferry hasta el hecho de que llega tarde a su conferencia sobre la gestión del tiempo, Frank experimenta un día de mala suerte. Quiere tanto a su mujer que, cuando la bella Paula irrumpe en su habitación de hotel, se desnuda y salta sobre él, Frank se excusa y se dirige a casa en mitad de la noche.

Mientras conduce hacia su casa durante la noche, ve a una mujer embarazada, Nancy, teniendo contracciones y le da un aventón a la desconocida. En el hospital, le piden a Frank que rellene unos papeles. Por error, pone sus propios datos y las enfermeras del hospital suponen que es el padre.

Antes de que Frank llegue a casa, una enfermera del hospital llama intentando localizar al “padre”. Susan cree inmediatamente que es el bebé de Frank y que éste la engaña y lleva una doble vida. Cuando Frank llega a casa, ella se niega a que aclare el malentendido y le echa de casa en unos instantes. Su reacción a lo largo de los días siguientes sigue siendo exagerada, negándose a hablar con Frank y permitiéndole sólo ver a Jesse después del colegio.

Sin más remedio que aportar pruebas científicas a Susan, Frank acude a un médico para que le haga una prueba de paternidad, pero recibe el diagnóstico de que, para empezar, nunca fue capaz de reproducirse, ya que tiene el síndrome de Klinefelter. La innegable verdad sobre Jesse y, por tanto, sobre la propia infidelidad de Susan, destroza a Frank, pero también explica por qué Susan presupone tan instantáneamente que Frank es un infiel, tratándolo con un desprecio implacable y negándose a dejarle siquiera intentar aclarar la situación.

Unos días después, Nancy lleva a su bebé a casa de los Allen con la esperanza de agradecer a Frank su amabilidad, encontrando sólo a Susan en casa. Nancy pronto aclara el malentendido. Susan da un giro de 180 grados, ignorando su atroz comportamiento de los últimos días y esperando que Frank simplemente vuelva a casa, actuando como si fuera ella la que le ha perdonado. Sin embargo, el daño está hecho, ya que Frank se da cuenta de que él era el único fiel en la relación, y pasa por un repliegue mientras intenta comprender cómo su hija no podía ser suya y lo mal que le fue en la vida cuando creía que siempre se había mantenido recto.

Después de dar un discurso que le cambia la vida sobre la vida por capricho en su propia conferencia sobre gestión del tiempo, decide vivir su vida basándose en el azar a partir de ese momento. Comienza su reformada visión de la vida con la simple idea de la posibilidad y el azar, basando sus decisiones en barajar tres fichas con opciones escritas y elegir una al azar.

A continuación, tiene una aventura de una noche con la mujer que conoció en el bar, pero está demasiado borracho para actuar.

Se da cuenta de que Buddy es el padre de su hijo y planea matarlo. Lo atrae al lago y trata de matarlo pero ambos caen al lago y Buddy salva a Frank.

Buddy retrocede y Frank se da cuenta de que ama a su familia y perdona a su mujer y vuelve con ellos.

En el presente el novio se da cuenta de que ama a la hija y decide casarse.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)