Saltar al contenido

Final de We Still Say Grace

Final de la película We Still Say Grace
Final de la película We Still Say Grace

We Still Say Grace (2020 )

94 min - Suspense

La hija adolescente de un fanático religioso intenta escapar de su retorcida vida familiar cuando tres extraños se derrumban cerca de su remota granja e interrumpen el pacto delirante suicidio familiar de su padre.


Director:   Brad Helmink, John Rauschelbach

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba We Still Say Grace

Final de We Still Say Grace explicado

Harold es un fanático religioso que da de beber a su familia, formada por su esposa Betty y sus hijas adolescentes Maggie y Sarah, un líquido desconocido. Después de revelar que es veneno, Maggie es la única que se asusta con la idea de morir, y Harold revela más tarde que era simplemente una prueba de fe para un futuro pacto de suicidio.

Al día siguiente, la familia de Harold recibe la visita de tres hombres -Fisher, Randy y Luke- que piden ayuda para cambiar una rueda pinchada. Después de que Harold les invite a pasar, les cuenta que su familia vive a varios kilómetros de la civilización y sin teléfono. Ofreciéndose a ayudar, Harold permite al grupo quedarse en su casa un día más, pero también les tira la cerveza y les critica por utilizar un lenguaje soez.

En la cena, Fisher se establece como el más respetuoso del grupo y le dice a la familia de Harold que se va a mudar a California desde Chicago. Después de pedir usar el baño, Randy se cuela en la habitación de Harold para husmear. Harold sospecha y busca a Randy antes de llamar a su familia, donde encuentran a Randy sufriendo un ataque.

Harold le dice al grupo que su mejor opción es quedarse en su casa mientras Randy se recupera, y Maggie empieza a sentir algo por Fisher. Ansioso por la estancia, Luke se despierta por la noche y ve a Harold bañándose con Sarah. Por la mañana, Luke también descubre que Harold mintió acerca de tener un coche y el grupo utiliza sus neumáticos para arreglar su vehículo. Mientras lo hacen, Fisher le muestra a Maggie el interior del coche, donde ambos se toman una fotografía juntos que Maggie conserva.

Después de partir, el grupo sufre otro pinchazo y regresa a la casa. Tras despotricar y acusar a Harold de abusar de Sarah, Luke es expulsado. Antes de marcharse, Sarah le da a Luke una botella de limonada envenenada y muere tras descubrir una tira de clavos que ha provocado el accidente de coche de ambos. En casa, Maggie se da cuenta de que Randy también ha muerto.

Maggie encuentra una nota en la que dice que es de Nebraska. Fisher también encuentra varias fotografías de Maggie y Sarah de cuando eran jóvenes, en las que la pareja aparece con otras personas. Juntos, Maggie y Fisher se dan cuenta de que Harold y Betty secuestraron a las niñas como suyas después de matar a sus padres. En el interior, Betty escucha a Sarah y Harold hablar de su relación íntima, y Fisher descubre el cuerpo de Randy. Harold llega y noquea a Fisher con cloroformo.

En su casa, Betty se suicida. Atado en un sótano, Fisher es rescatado por Maggie y la pareja comparte un beso e intenta escapar, encontrando a un Randy y a un Luke crucificados, antes de que Fisher sea asesinado a tiros por Sarah y también crucificado. Quemando los cuerpos, Harold dice que el grupo sirvió como sacrificio para Dios. Al descubrir a Maggie, Harold decide que es hora de que su familia complete su pacto de suicidio. Tras entregar a sus hijas un vaso de vino envenenado, Sarah lo bebe voluntariamente y muere. Maggie, en cambio, se niega y ve a Harold beber de un vaso no envenenado, antes de golpearle con la botella de vino. Armado con una pistola, Harold busca a Maggie, que le corta los tobillos y le acuchilla el cuello. A la mañana siguiente, Maggie mira hacia el horizonte.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)