Saltar al contenido

Final de Kotaro vive solo

Poster for the movie "Kotaro vive solo"
Poster for the movie "Kotaro vive solo"

Kotaro vive solo (2022 )

Animación, Drama, Comedia

Kotarō Satо̄ es un niño de cuatro años que se mueve al apartamento de al lado de Shin Karino, un desafortunado dibujante de manga. Kotarō no tiene padres y vive solo. No sólo es capaz de ganarse la vida por cuenta propia, si no que además vive una vida más ordenada que sus extraños vecinos.


Director:  

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Kotaro vive solo

Final de Kotaro vive solo explicado

Dirigida por Tomoe Makino, “Kotaro vive solo” es una serie de animación que narra la historia de un niño que ha vivido el abandono y el abuso y que ahora intenta llevar una vida independiente. La historia aborda los problemas a los que se enfrentan muchos niños abandonados. Arroja luz sobre la compleja naturaleza de las víctimas de abusos emocionales. La serie ha sido escrita por Hiroshi Sato y animada por el estudio Liden.

Trama de Kotaro vive solo+

Es la historia de un niño que acaba de mudarse a un apartamento en Japón. Parece que vive solo, y ninguno de sus padres parece estar cerca para ayudarle en su viaje. Este pequeño, Kotaro, estudia en un jardín de infancia cuando conoce a sus nuevos vecinos, que le cuidan y le guían en las pequeñas cosas de la vida. Karino Shin, que vive en la puerta de al lado, asume el papel de guardián y acompaña a Kotaro allá donde vaya. Se trata de una historia que invita a la reflexión sobre un niño pequeño que se esfuerza por cuidarse a sí mismo en el mundo después de haber sufrido años de abuso y abandono.

La vida antes de mudarse al nuevo apartamento

Kotaro había sufrido un grave abandono y había desarrollado ciertos mecanismos de supervivencia. Antes de aprender a cocinar por sí mismo, solía comer plantas y pañuelos cuando sentía hambre. Disfrutaba del sonido de la televisión porque se sentía solo. La televisión le dio a conocer el programa Tonosaman, que se convirtió en su favorito. Empezó a copiar los gestos de Tonosaman porque éste se presentaba como un personaje heroico que enseñaba a Kotaro a ser fuerte y a superar sus debilidades, y es a través de este programa que aprendió a hablar formalmente y también a ser fuerte mentalmente. Kotaro aprendió a sentir empatía y mostró fortaleza, a diferencia de cualquier otro niño. Podía simpatizar con los ancianos y era maduro más allá de su edad, lo que llevó a Karino a creer que, de alguna manera, Kotaro había olvidado cómo ser un niño. Tenía miedo de pedir ayuda y de pedir a la gente que se quedara. Había desarrollado muros a su alrededor que finalmente fueron derribados por personas que le entendían.

Después de que su madre le dejara solo en el piso que compartían, Kotaro vivió en una casa colectiva. Su padre tenía una orden de alejamiento contra él por malos tratos. Cuando su padre se enteró de dónde vivía, Kotaro tuvo que abandonar la casa de acogida y vivir de forma independiente en un apartamento propio. Por otra parte, su madre, después de irse, había muerto de hecho. Su seguro de vida corrió con la vida independiente de Kotaro. Nadie le informó de la muerte de su madre, así que el pequeño Kotaro esperó a que ella volviera al apartamento. Creció solo antes de aceptar a Karino como su familia.

La vida de Kotaro en el nuevo apartamento

En el nuevo apartamento, los vecinos se quedan prendados del nuevo miembro. Los vecinos intentan averiguar el misterioso pasado de Kotaro. La historia se amplía cuando los vecinos descubren su situación. Intentan ayudarlo colectivamente. Se enamoran del chico, que tiene el proceso de pensamiento de un adulto y comparte una asombrosa conciencia de situaciones que normalmente escapan a la mente de un niño. Los vecinos descubren cómo criarlo sin hacerle daño.

Kotaro da una caja de pañuelos a cada miembro como introducción. Estos pañuelos juegan un papel clave en la definición del pasado de Kotaro. Conoce a Karino Shin, un dibujante de manga en apuros, que al principio se queda perplejo ante el comportamiento de Kotaro, pero que más tarde lo comprende y asume el papel de su tutor. Karino deja a Kotaro en la escuela y le acompaña en sus recados. Se acostumbra a una rutina diaria siguiendo a Kotaro, guiándole en sus recados y dejándole hacer lo que quiera. Durante una de sus visitas a los grandes almacenes, Kotaro acaba contemplando las diferentes marcas de pañuelos de papel y comenta su sabor. Al principio, Karino lo archiva como un comportamiento extraño de Kotaro, pero luego se encuentra con la historia de un niño que comía pañuelos de papel cuando tenía hambre. Debido al sufrimiento de Kotaro por años de abandono, a menudo se le dejaba solo, y durante ese tiempo, el chico sobrevivía a base de plantas y pañuelos cuando tenía hambre. Karino comprendió lo que había sucedido, y se propuso corregir el comportamiento sin hacer más daño a Kotaro.

Kotaro conoce a Mizuki, que es una anfitriona. Ella le hace compañía y ayuda a Karino a cuidar de él. Mizuki le promete a Kotaro que nunca lo dejará. Pero, debido a que su novio resulta ser un maltratador, tiene que cambiar de apartamento. Kotaro empatiza con ella y se abre a culparse de que su padre le maltrate. Él comprende su situación y niega la existencia de tal promesa. Kotaro llora mientras oculta su rostro tras una máscara cuando Mizuki se va. Teme el abandono. Su madre le había dejado a su suerte. Esto le impactó, pero dejó ir a Mizuki porque era lo correcto.

Kotaro conoce a Isamu mientras le regala también una caja de pañuelos. Isamu se encariña inmediatamente con Kotaro porque tiene un hijo, Yatou, que es de la edad de Kotaro. A Isamu no se le permite ver a Yatou debido a su esposa y a su separación. Su mujer teme que el sentido de la vestimenta y el comportamiento de Isamu como matón puedan crear un impacto erróneo y hacer que la sociedad cuestione a su hijo. Por eso no deja que Isamu conozca a su hijo. Por otro lado, Kotaro acepta a Isamu tal y como es, lo que le hace sentir bien. Isamu es excesivamente cariñoso con Kotaro, y esto hace que Kotaro aprenda y acepte el afecto de su nuevo vecino.

Kotaro recibe una asignación semanal que pasa por su casa. Con este dinero, consigue comprar sus provisiones diarias así como pagar el alquiler. El dinero procede de la póliza de seguro de vida de su madre, que Kotaro desconoce. Aquí es donde conoce a Ayane, una abogada que se encarga de entregar el dinero a Kotaro. Ella le miente a Kotaro sobre el origen del dinero para asegurarse de que su creencia de que su madre podría volver se mantiene. No quiere hacer más daño al pequeño, así que le dice que el dinero se lo dio un benefactor muy generoso.

Takei llega después de que Mizuki se mude. Es una persona que no puede manejar a los niños. Teniendo esto en cuenta, Kotaro intenta ayudar a Takei a acostumbrarse a los niños y a no sentirse más nervioso a su alrededor. Durante este tiempo, Takei descubre que Kotaro había guardado unos guantes que pertenecían a su madre en perfecto estado. Takei se da cuenta de que, en realidad, su madre se había disgustado con Kotaro y le había tocado con los guantes puestos. Esto le hace eco porque ella se había enfrentado al mismo abandono. Takei ayuda a Kotaro a superarlo, pero también comprende su punto de vista de que es lo último que le queda de su madre. Kotaro también argumenta que, gracias a esos guantes, su madre podía tocarle. Esto conmueve a Takei y le hace ver que Kotaro ve lo bueno en casi todo.

Temporada 1: Explicación del final

Kotaro encuentra un nuevo hogar en Karino

Después de que Karino se convierta en el guardián de Kotaro, éste va mejorando poco a poco. A medida que avanza la serie, Kotaro por fin hace pucheros y llora como cualquier otro niño, su inocencia y su curiosidad recuperan su afán mientras acepta a Karino como su familia. Karino trata a Kotaro con mucho cuidado y trata de estar a su lado en todo lo posible. Protege a Kotaro de más daños y se asegura de que su vida sea mejor.

Cuando su serie favorita, Tonosaman, se convierte en película, Kotaro se entusiasma con ella. Karino se ofrece a llevarlo a ver la serie. Kotaro se emociona y se lo cuenta a sus amigos, lo que a su vez hace que sus amigos quieran acompañarle. Karino escucha los caprichos de los niños y ve una película diferente con ellos. También les compra palomitas para que ninguno de los niños pueda burlarse de Kotaro y decir que es un tacaño. Cuando termina la película y los otros niños se han ido a casa, Kotaro le cuenta que está celoso. Está enfadado porque Karino sólo prestó atención a los niños, a lo que Karino se ríe y se ofrece a ver la película de Tonosaman a solas con él. Esto hace que Karino crea que Kotaro le ha aceptado como miembro de la familia a su manera.

Karino aguanta todas las travesuras de Kotaro y se desvive por él. Se responsabiliza de él y le acompaña para asegurarse de que está a salvo. También asiste a todos los actos que se celebran en el jardín de infancia, así como a las reuniones de padres y profesores. Intenta estar presente y animar a Kotaro siempre que puede. Kotaro se entristece cuando un día, Karino no se acuerda de la función del jardín de infancia, y pierde el entusiasmo por actuar y murmura las líneas. Sin embargo, cuando Karino aparece, Kotaro se ilumina y comienza a cantar con renovado vigor.

Kotaro se comporta como un niño de su edad sólo delante de Karino. Aprende a enfadarse con él, a sentir celos y a quererlo a su manera. Kotaro teme convertirse en una carga para Karino. Karino se esfuerza por ser responsable de Kotaro y también se asegura de que sus temores nunca se hagan realidad. Después de haber sido abandonado durante tanto tiempo, Kotaro parece haber encontrado por fin un lugar con Karino. Karino se convierte en el pilar en el que Kotaro necesitaba apoyarse en su pequeña vida.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)