Final de Raised by Wolves 1ª temporada

Un misterioso planeta aparentemente deshabitado, dos androides tratan de llevar a cabo la misión que les ha sido encomendada: criar y proteger a un niño. Un objetivo que se complicará con la llegada inesperada de una colonia de humanos enfrentada por sus diferencias religiosas. Los androides no tardarán en descubrir que pretender controlar las creencias de los hombres puede ser una tarea difícil y peligrosa.

Dónde ver la serie Raised by Wolves online
Poster for the movie "Raised by Wolves"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Raised by Wolves

Final de Raised by Wolves explicado

La primera temporada de Raised by Wolves ha terminado en HBO Max con la garantía de una segunda temporada ya asegurada que continuará la historia de esta historia de ciencia ficción que Aaron Guzikowski (Prisoners) ha creado a partir de todas las obsesiones de Ridley Scott. Es reconfortante saber que la serie continúa, ya que el final de temporada de Raised by Wolves ha dejado pocos interrogantes en el aire.

De hecho, el décimo capítulo (uno de los dirigidos por el jovencísimo Luke Scott) destaca por la cantidad de nuevos interrogantes que plantea sobre los misterios del planeta Kepler-22B y el futuro de los protagonistas, ya sean humanos o androides. Veamos cuáles son las principales.

Final de la primera temporada de Raised By Wolves

¿Qué es el séptimo hijo de Madre?

El séptimo hijo de Madre, la criatura alienígena de afilados dientes que surge inesperadamente del vientre de la androide protagonista, es una auténtica sorpresa que deja realmente asombrados tanto a los personajes como a los espectadores. ¿De dónde ha salido esa criatura? ¿Quién es? ¿Quién es el padre de la criatura? No se sabe y, aunque Ridley Scott tiene una verdadera pasión por los monstruos con dientes afilados que sobresalen del abdomen de las jóvenes madres (Alien, Prometheus), este monstruo parece ser diferente del alienígena de cabeza alargada más famoso del cine.

El séptimo hijo de una madre, de hecho, similar a una serpiente mitad mecánica y mitad biológica, podría ser hijo de una de las criaturas que poblaban el planeta y de las que sólo se ven grandes esqueletos durante casi toda la serie. Una deidad, un ser superior vinculado a la historia de Kepler-22 b que fecundó a Madre mientras interactuaba con el programa AR. Madre y Padre serían, por tanto, los Adán y Eva de una nueva raza que desciende de la que anteriormente habitaba el planeta y de la que, además de los esqueletos, se pueden apreciar pinturas rupestres durante el último episodio.

¿Quiénes son los otros habitantes del planeta Kepler-22 B?

Sin embargo, las criaturas serpientes no son las únicas que habitan el planeta, también hay seres humanoides que inicialmente parecen ser seres humanos en las primeras etapas de su evolución. Neandertales que aún no han alcanzado su pleno desarrollo físico e intelectual. Sin embargo, con el tiempo, la madre se da cuenta de que estas criaturas no evolucionan, sino que involucionan. ¿Su evolución es, por tanto, inversa o se trata de un desarrollo que les llevará a convertirse en criaturas serpiente?

¿Quién es Sol? ¿Es el responsable de las visiones masivas?

Para entender mejor Raised by Wolves y sus misterios, también es necesario seguir la trama religiosa que se desarrolla a lo largo de los 10 episodios de la primera temporada y que al final del último episodio parece estar muy lejos de su conclusión. Queriendo dejar de lado la ciencia ficción, parece bastante claro que los dos androides protagonistas son utilizados como instrumento de una entidad superior: muy probablemente Sol, el dios de la religión mitraica (la que se opone a los ateos). Probablemente sea él quien guíe a todos los personajes hacia su destino gracias a las visiones que casi todos tienen y que muestran objetos, acontecimientos futuros y misterios del pasado.

¿Qué va a pasar con el bebé de Madre?

La mayor revelación del final de temporada es el parto de Madre, la androide interpretada por Amanda Collin. Inexplicablemente embarazada durante sus sesiones de realidad aumentada, Madre finalmente da a luz al ser que ha estado gestando para descubrir con horror que es una especie de lamprea voladora. Y nada bonito; la piel del bicho galáctico de Raised by Wolves no tira por el mismo camino que Bay Yoda.

Al descubrir que el bicho puede suponer un gravísimo peligro para su descendencia, madre y padre (Abubakar Salim) se sacrifican metiéndose con él en su nave y dirigiéndose al centro del planeta. Cuando llegan al núcleo, cuyo esperma se acerca a un óvulo (una de las muchas alegorías sobre la creación de la vida que ha mostrado la serie) parece que será el final.

Sin embargo, en un giro inesperado de los acontecimientos, la nave atraviesa el núcleo del planeta y emerge por otro lado. Precisamente se estrella en la fértil zona tropical con la que soñaban los protagonistas humanos. La mala noticia es que la cría de lamprea ha llegado mucho más grande y, rompiendo el cristal de la nave, escapa libremente para flotar.

Va camino de tener el tamaño gigantesco de aquellos esqueletos que estaban al otro lado del planeta; algo que el propio Guzikowski ha confirmado en Collider: “Es la misma especie de serpiente, pero con algunas diferencias. Una especie de híbrido, ya que proviene de Madre, y puede tener atributos diferentes a los de la especie original” ¿Tal vez la capacidad de volar?

¿La madre y el padre están vivos?

Vale, si la serpiente/lamprea ha llegado viva y bien (lo siento), ¿qué pasa con nuestros androides favoritos casi humanos? En su último intento fallido de acabar con el monstruo, una vez que han reaparecido en el otro lado del planeta, saltan desde la nave a gran altura con la esperanza de que la colisión del vehículo con el suelo destruya al bicho. Vemos que su plan no funciona, por lo que esperamos que gracias a los cuerpos sintéticos ellos también hayan resistido sus propios impactos.

¿Quiénes son esas figuras con capa?

Madre tuvo una visión de lo más inquietante cuando escudriñó unas tablas metálicas que parecen cartas del Tarot. En el último episodio pudimos ver más imágenes, donde unas figuras encapuchadas se congregan alrededor de una criatura alienígena realizando lo que parece ser una especie de ritual. Está claro que están en Kepler-22B pero no sabemos quiénes son ni qué demonios están haciendo. Sólo alguien que se parece a uno de ellos viene después a atacar a la Madre.

¿Son humanos implicados? ¿Por qué?

A primera vista, el encapuchado que ataca a Madre parece una versión evolucionada y humanoide de las otras criaturas semi-xenomórficas que hemos visto en el resto de la serie (y que introdujeron toda una subtrama sobre la ética del veganismo). Pero el cráneo neandertal que lleva plantea otras cuestiones más inquietantes: “No han evolucionado, han retrocedido”, dice Madre. No sólo eso, sino que estos humanos regresivos parecen proceder de Kepler-22B y en ningún caso de la Tierra.

¿Ha sucedido todo esto antes?

Las pinturas rupestres que Paul (Felix Jamieson) encuentra en una cueva parecen una recapitulación ilustrada de la primera temporada de Raised by Wolves. No sólo se ve la llegada de dos figuras (¿androides?) en un barco con fetos, sino también la gigantesca serpiente del final. Se supone que se trata de hechos recientes, de hace 13 años. Sin embargo, si estos cuadros podrían tener cientos… ¿estamos ante un caso extremo de historia que se repite? ¿Bucle temporal?

¿Quién viene en ese nuevo barco?

La trayectoria de Marcus/Caleb (Travis Fimmel) ha sido la más accidentada. Se trata de un soldado ateo que, junto a su compañera Mary / Sue (Niamh Algar), asumió la identidad de dos mitristas: Los padres de Paul, a los que mataron e hicieron injertar sus rostros. Sólo que, ya en Kepler-22B, Marcus ha tenido lo más parecido a una revelación mística, convirtiéndose plenamente a la fe del Dios Sol. No sólo eso, sino que también se ha vuelto bastante loco. Al final del último episodio, encuentra, medio como experiencia real y medio como alucinación, un grupo de supervivientes ateos a los que liquida. Pero vemos que una nueva nave se acerca al planeta.

¿Quién sube a bordo? Guzikowski asegura que, aunque es una nave de construcción mitrica, los ateos la robaron en la Tierra y son ellos los que vienen dentro… ¿Se jugará en Kepler-22B la misma guerra de religión que devastó la Tierra? Este planeta ya está lo suficientemente devastado como para meterle más caña…

 

También te puede interesar: